Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Jueves, 4 de diciembre de 2014

Tranquilidad y confianza en la Fuerza Pública fue el mensaje que envió al país el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, tras el secuestro de cuatro militares y una civil en noviembre pasado en Chocó y Arauca.

De acuerdo con lo anterior, argumentó que en Colombia lo que hay son “unos jefecillos” de las Farc, ya que los máximos cabecillas se han visto obligados a salir del país por la presión de las Fuerzas Armadas.

Referente al secuestro de los soldados, el funcionario dijo que “en el marco de ese show, las Farc quisieron presentarse como unas palomas mensajeras (…) por eso, los soldados que fueron secuestrados quedan exonerados de cualquier responsabilidad por lo que fueron obligados a decir. Bajo esa situación uno no habla con libertad, más cuando le ponen un fusil en la cien”.

Asimismo, expresó que “no se debe olvidar que uno de los soldados secuestrados fue obligado a hablar y vio como la guerrilla remató a uno de sus compañeros (…) muy lamentables esos espectáculos que las Farc han querido plantear”. En este sentido, el titular de la cartera de defensa afirmó que el máximo cabecilla de las Farc, alias ‘Timochenko’, “lo único que ha traído es narcotráfico, sangre, violencia y esclavitud al pueblo colombiano”.

De otra parte, destacó que lo único que las Farc quieren es mantener las comunidades aisladas, sin acceso al desarrollo, y por lo cual queman carros para que no llegue el Ejército a construir las carreteras que están haciendo.

“A ellos les quiero decir que de malas, la carretera llegará, el desarrollo llegará y se hará a sangre y fuego”, puntualizó.

Denunció además que lo que hace las Farc es someter con su violencia a la comunidad, sin embargo, reiteró que gracias al esfuerzo militar realizado en los últimos años por la Fuerza Pública, varios de los “terroristas”, que están hoy en Cuba, se fueron del país “por temor, por cobardes, porque se tienen que ir de aquí por las operaciones contundentes, para que no caigan como otros han caído”.

“Los que quedan aquí son un poco de ‘chaverras’, de tipos de cuarto y quinto nivel que se dedican a humillar y a someter comunidades, y las tienen esclavizadas en minas de oro”, agregó.

Finalmente, indicó que “a los jefes de las Farc que están en La Habana les digo: el tiempo se les está agotando, porque aquí seguiremos nuestra campaña de ofrecerle seguridad al país”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.