Pierre Ancines/LR

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co lunes, 15 de febrero de 2021

Camilo Martínez, socio director de la firma, explicó que la nueva área de práctica del bufete la liderará el abogado Ricardo Alarcón

Colombia fue uno de los primeros países en América Latina en contar con centros de arbitraje, una figura altamente necesaria especialmente por el crecimiento económico del país, lo que genera un auge en el número de negocios y de la inversión extranjera directa.

A medida que se concretan más negocios, aumenta la posibilidad de disputas comerciales entre privados o entre empresarios y el Estado, una realidad que para Camilo Martínez, socio director de DLA Piper Martínez Beltrán, es cada vez más internacional por los efectos de la globalización.

Precisamente, eso es lo que motivó a la firma a evolucionar su área de Resolución de disputas a una nueva práctica sobre Arbitraje Internacional.

¿Qué los motivó a abrir la práctica de Arbitraje Internacional?

Cada día hay un número mayor de disputas que se resuelven en arbitraje internacional, porque cada día hay más inversión extranjera presente en Colombia gracias a la apertura económica. Hay varias firmas en el país que han abierto la práctica Arbitraje Internacional y nosotros veníamos trabajando con anterioridad dentro del equipo de resolución de disputas. No obstante, en los últimos años identificamos que era necesario profundizar en la asesoría que le podemos prestar a nuestros clientes nacionales y extranjeros en la resolución de las disputas que se van necesariamente por el arbitraje internacional. Esa necesidad nos llevó a buscar a la persona que nos pudiera ayudar a tener la mejor práctica de arbitraje internacional en Colombia y, sin duda alguna, Ricardo Alarcón es la persona ideal para que nos ayude a ser los líderes en Colombia, uno de los abogados con más experiencia en esta materia.

¿Cuál es el valor agregado que ofrecerá la firma?

Además de la experiencia de Alarcón, que nos permite ofrecerle a nuestros clientes nacionales y extranjeros una práctica absolutamente solvente y estructurada con la mejor asesoría en esta materia, DLA Piper, como bufete global, está dentro de las firmas más importantes y reconocidas en la práctica del Arbitraje Internacional, con lo cual somos mutuamente un gran complemento. Desde Colombia, vamos a poder colaborarle a DLA Piper Internacional en las asesorías que se le preste a compañías con disputas que se hagan en arbitraje en cualquier país, y viceversa.

¿Cuál es el panorama del arbitraje internacional en el país?

Colombia siempre ha liderado el arbitraje, es una jurisdicción que se reconoce no solo en la región, sino a nivel global como una abanderada en esta materia. En el arbitraje internacional es igual. Colegas muy reconocidos han hecho un esfuerzo muy importante junto con el Gobierno Nacional para establecer un marco normativo que nos permita en Colombia tener las herramientas necesarias y suficientes para considerarnos una jurisdicción seria en el arbitraje internacional. Así nos identifican regionalmente y en el mundo entero, y eso también hace importante el esfuerzo que estamos haciendo en la firma para fortalecer esta firma. Por ejemplo, el centro de la CCB es reconocido a nivel global.

¿Qué tanta competencia hay en esta área de práctica?

Hay competencia y es muy buena. Ahora, como firmas internacionales, creería que en Colombia son muy pocas las que tengan la capacidad de verdaderamente abarcar un equipo global. Y eso nos pone en una posición muy buena.

¿Qué tanto afecta la seguridad jurídica este tema?

Básicamente, la seguridad jurídica proviene del activismo judicial. Es un concepto doctrinario, en donde los jueces con atribuciones constitucionales (acciones populares, acciones de grupo y acciones de tutela) toman unas decisiones que van más allá de simplemente apegarse al texto de la ley porque se va a una zona gris que son los derechos fundamentales donde el juez tiene una capacidad ilimitada de tomar decisiones para proteger a quien el juez considera que se debe proteger.

Hay un caso, de una acción popular, que siempre pongo como ejemplo, y es que se tomó la decisión por parte de un juez de ordenarle a Bogotá y a Medellín cambiar todo el acueducto porque tiene asbesto y eso es casi que imposible. Eso genera inseguridad jurídica porque se sabe de ante mano, con probabilidad, cuál es la decisión que va a adoptar un juez sobre todo en materia constitucional. Ahora bien, en materia comercial y civil, Colombia sí goza de seguridad jurídica.

¿Cuáles son las expectativas de la firma para 2021?

El año pasado tuvimos un crecimiento de 45%, eso es muy importante. Este año es muy retador y, sin duda, quisiéramos tener un crecimiento importante porque la confianza que los clientes han depositado en nosotros cada día se profundiza más. El crecimiento de la firma depende de la asesoría que da la firma. Y en eso estamos enfocados, en poderle ofrecer cada día a nuestros clientes un nuevo servicio. Es por eso que abrimos esta práctica.

LOS CONTRASTES

  • Mauricio GonzálezDirector del Centro Arbitraje y Conciliación de CCB

    “Con la Corte Internacional Colombiana de Arbitraje tenemos una unidad de reglamentos, lista de árbitros y procedimientos, con lo cual lograremos más visibilidad en la región”.

EL LÍDER DE LA PRÁCTICA

El abogado Ricardo Alarcón es egresado de la Universidad de los Andes. Desde que estudiaba derecho ya estaba inmerso en el Derecho Internacional y ganó expertise pasando por EE.UU., Francia y hasta por el Tribunal Penal Internacional de Ruanda. Hoy, lidera un caso de DLA Piper en el Medio Oriente.

¿Qué tan avanzada es la normativa de arbitraje en el país?

Un tema importante es la Ley de Arbitraje de Colombia que es muy reciente. En 2012 se expidió la nueva ley de arbitraje, una ley moderna, que le da confianza a las empresas de que el arbitraje internacional se toma en serio en Colombia y eso es un avance muy importante. Esta es una de las razones por las cuales el país está muy bien posicionado en el tema a nivel regional.

¿En qué sectores hay mayor arbitraje internacional?

En muchos sectores, pero el que se me ocurre, que usa mucho la figura del arbitraje internacional de manera frecuente es el de la construcción y el de proyectos de infraestructura, porque es una categoría donde hay mucha inversión extranjera y actores de distintos países, además, porque suelen ocurrir muchos desacuerdos entre las partes y el arbitraje es una manera de responder más eficiente. También están retail, tecnología y salud.

¿Qué tantos casos de arbitraje hay en Colombia?

El arbitraje internacional tiene dos vertientes: las disputas entre privados, donde hay una cláusula arbitral (comercial); y las disputas de privados en contra del Estado (inversión). En la segunda opción recientemente ha habido muchas demandas en contra de Colombia, y hay muy pocas que han llegado o han sido finalizadas. La Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado está haciendo un esfuerzo muy grande y un muy buen trabajo por resolver de la mejor manera ese tipo de controversias.

¿Cómo funcionará el equipo?

Como estamos iniciando el equipo, lo estamos construyendo desde cero. Al comienzo solo estaré yo y la ventaja que tiene la firma es que nos podemos apoyar con otras oficinas de DLA Piper Internacional. Eso es lo que estamos abriendo, un espacio colaborativo en ambos sentidos. Son casos que a veces requieren equipos de múltiples personas y nosotros las tenemos en varios países.

¿Cuál será el diferencial?

Ofrecemos una práctica internacional con un equipo muy integrado. En Colombia ya tenemos presencia en arbitraje internacional y vamos a poder conversar con los clientes desde Bogotá.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.