Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Jueves, 11 de septiembre de 2014

El expresidente colombiano Ernesto Samper, asumió oficialmente como secretario General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en una ceremonia donde fijó la hoja de ruta del organismo para los próximos dos años.

“No tengo ninguna duda de que la misión fundamental de Unasur sigue y seguirá siendo por muchos años, la preservación de Suramérica como un oasis de paz en medio de la conflagración planetaria que hoy estamos viviendo”, dijo el nuevo Secretario del bloque.

Samper confesó que espera decir dentro de dos años, al término de su gestión, que la integración pudo aportar al proceso de paz de Colombia, para terminar con el único conflicto armado que existe en el hemisferio

Samper resaltó que, son los casi siete millones de colombianos víctimas del conflicto, los que lo impulsan a asumir este reto, y a quienes dedicará un importante esfuerzo para que Unasur acompañe esos procesos que vendrán en el tránsito del conflicto al posconflicto.

“Yo tengo la idea y la aspiración que dentro de dos años cuando termine mi gestión en la Unasur, podamos haber abonado a esa condición de que el sur de América sea una zona de paz”.

A su turno, Désire Bouterse, presidente de Surinam, país que tiene la Presidencia protémpore de Unasur, expresó al exmandatario colombiano que “bajo su liderazgo y compromiso, vamos a contribuir de manera significativa a lograr estas metas en nombre de toda Suramérica”.

El reto de Unasur
En el aspecto político dijo que reactivará el diálogo político entre Colombia y Venezuela, con quien ya ha habido avances a través de reuniones entre los cancilleres de ambos países.

Así mismo, impulsará el protagonismo político de la Unasur y comentó que ya se estudia la propuesta de crear un Tribunal Penal Regional que se encargará de delitos trasnacionales.

En materia económica comentó que será indispensable crear un sistema financiero óptimo en el que participe el Banco del Sur, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el Banco de los países Brics, para establecer un fondo de reserva que permita a estas naciones ser el ‘brazo económico’ para apalancar cualquier proyecto financiero a lo largo de la región.

El desarrollo social también será uno de los retos de Samper, quien destacó en su discurso que en los últimos años en Suramérica más de 70 millones de personas han superado la condición de pobreza.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.