Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

María Alejandra Solano Vargas - msolano@larepublica.com.co jueves, 17 de enero de 2013

No se logró la nivelación salarial conforme a la Ley 4 de 1992, lo que implica que dentro de seis años, nuevamente existirá una gran diferencia entre los sueldos devengados por magistrados de Tribunales de Distrito y los Jueces y Fiscales, esto según expertos de Asonal

El principal objetivo del paro judicial era alcanzar el cumplimiento de la normativa que trata de una nivelación salarial para todos los empleados, dentro del principio de equidad. Por otro lado, el Decreto 610 de 1998 estableció que el salario de los magistrados de Tribunal y de los Consejos secciónales de la Judicatura equivaldría al 60%, 70% y 80% de lo que por todo concepto recibieran los magistrados de las Altas Cortes.

Es decir, en el paro judicial no se fijó la remuneración de los jueces y fiscales en el 80%, de lo que devengan los magistrados de Tribunal,(cargo inmediatamente superior), a quienes la Ley si les reconoce ese 80% en relación con los magistrados de la Altas Cortes, cuyo salario es igual al devengado por los congresistas.

Con el acuerdo final, según representantes de Asonal Judicial, en seis años un juez estaría ganando alrededor de $8 millones, mientras que un magistrado de Tribunal se ganaría unos $22 millones, en consecuencia, la brecha sería de unos $14 millones.

Luis Fernando Otálvaro, presidente de Asonal Judicial, manifestó que “si de aquí a tres años las tablas se ven desfasadas se tendría que salir a hacer otro paro judicial, lo cierto es que, en este momento se alcanzan a cerrar las brechas de salarios en la rama judicial”.

Por su parte, José Gamboa, presidente de Asonal Judicial Seccional Norte de Santander “el problema es que los magistrados de las Altas Cortes pegan los incrementos con el Senado, entonces, vuelve la disimetría en seis años”. “La nivelación no es vertical (un porcentaje de otros cargos diferentes), sino horizontal (lo que se paga en el mercado a una persona que realiza una labor similar).

Es por ello que el resultado del incremento efectivo en la remuneración no es igual para todos los cargos, sino que oscila entre el 56% y el 100%” afirmó Néstor Raúl Correa, presidente de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.

Otálvaro, presidente de Asonal Judicial, sostiene que la ley 4 habla de equidad más no establece porcentajes. “Si alguien busca porcentajes no los va a encontrar” agregó.

Lo que sí se logró con el paro judicial es que el incremento salarial cobija no solo a los funcionarios Judiciales (jueces y fiscales), sino a todos los empleados de la Rama Judicial, algunos de los cuales tendrán en los próximos seis años un aumento en su salario del 70% o más. (Véase Normatividad).

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.