Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ana María Bedoya Jiménez - amabe2010@larepublica.com.co sábado, 10 de noviembre de 2012

Después de varias reuniones preparatorias, y de unos cuantos encuentros protocolarios y logísticos, en los próximos días comenzará la negociación puntual entre las Farc y el Gobierno Santos, entorno al primero de los cinco puntos de la agenda pactada en el proceso de paz: la reforma agraria.

Al respecto, Camilo Andrés Fajardo, profesor del programa de ciencia Política del Politécnico Grancolombiano, aseguró que se trata de una temática crucial de la agenda política de las Farc, pues Colombia no solo es uno de los países con mayor desigualdad, sino a la vez es una de las naciones que en el contexto latinoamericano pasó al siglo XXI sin desarrollar una reforma de este tipo.

“Si consideramos que el principal activo en un país como Colombia, que no ha desarrollado una fuerte estructura industrial, es la tierra misma, la justicia social y la equidad deben pasar necesariamente por una reforma en la tenencia y la explotación de la tierra. Se trata de un punto neurálgico de la agenda de negociación que, como señaló Iván Márquez en su discurso de instalación de los diálogos, no permitirá avanzar en la paz ´express´ que se ha propuesto el Gobierno”, agregó.

Así mismo, aseguró que a diferencia de las demandas por participación política que en su momento pidio la insurgencia del M-19, y que fueron de alguna manera resueltas en la Constitución del 91, las Farc llegan a la mesa una vez más sin la intención de desarmarse y de encontrar caminos políticos para la gestión de sus demandas, como lo sugiere el Gobierno.

“Como lo mostraron en la mesa de instalación de los diálogos, y lo han hecho históricamente, las Farc pretenden agenciar en la mesa un conjunto de reformas sociales, y el más importante desde el punto de vista de la insurgencia es el “desarrollo agrario integral”, puntualizó. De esta forma, el representante a la Cámara por el Polo Democrático, Iván Cepeda, afirmó que el primer punto es un aspecto básico en la agenda.

“Considero que de ser posible un acuerdo sobre el tema agrario, hay una alta posibilidad de que se pacten los demás. Porque el punto sobre el desarrollo agrario es un tema estructural que está en el fundamento del conflicto armado colombiano”, aseguró.

Y agregío, “el deseo nuestro es que se pueda llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes lo antes posible, respetando los acuerdos necesarios para la negociación”, agregó.

De esta forma, Luis Eduardo Celis, asesor de la Corporación Arco Iris, aseguró que estas negociaciones se están llevando en dos dimensiones: la pública y la privada. Sin embargó resaltó que las Farc no pueden poner sobre la mesa todas sus exigencias.

“Vimos como en Oslo se presentó un Gobierno pausado, tranquilo y una guerrilla con un discurso de reivindicaciones historicas, donde se evidenciaron grandes distancias entre uno y otro”, explicó. Así mismo aseguró que el avance de las negociaciones depende de lo que las partes coloquen en la mesa.

“Si esta negociación avanza, depende de que el Gobieno proponga una discusión para el tema rural que motive a las Farc para seguir discutiendo otros puntos de la negociación, como la participación política”, dijo.

Para Bily Escobar, decano de la facultad de ciencias sociales del Politécnico Grancolombiano, la gran expectativa que hay es que se definan claramente los puntos de la agenda y que dentro de ellos, quede explícito aspectos muy sensibles para la sociedad como el tema de las víctimas.

“La sociedad civil e incluso los partidos políticos, se ha pronunciado en el sentido de decir que es necesario que este sea un punto dentro de la agenda porque en un proceso posconflicto hay que tener en cuenta a las víctimas”, agregó.

En cuanto a la actitud con la que podrían llegar las partes, Escobar indicó que el Gobierno va a mantener su posición conciliadora que ha sido la constante del presidente Juan Manuel Santos, “lo cual habla bien de la estrategia que tiene diseñada, pero sin lugar a dudas, el país espera que la guerrilla adopte otra posición”.

Según el director del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), Camilo González, los negociadores del Gobierno Nacional deben tener en cuenta que ante la opinión pública las Farc seguirán con su discurso tradicional, pues deben justificar las razones por las que se alzan en armas. Pero esto puede cambiar cuando se sienten en Cuba.

De igual forma, González indicó que la pretensión de la guerrilla es presentarse como una organización pacifista y humanitaria, además de delegarle al Gobierno colombiano la responsabilidad de una eventual continuación del conflicto.

“Ellos intentan justificar las violaciones permanentes utilizando esos medios de confrontación que son absolutamente prohibidos por la legislación internacional. Las Farc están ratificando en esas comunicaciones que las únicas víctimas son los guerrilleros y niegan absolutamente que ellos hayan producido víctimas, niegan que hayan secuestrados, entre otros”, señaló el director de Indepaz.

Con respecto a los puntos que se discutirán en la mesa de negociación, González advirtió que aunque es una agenda pequeña, lo importante es que el Gobierno y las Farc, establezcan una buena metodología para que puedan procesar los acuerdos, porque cada uno de esos temas como el desarrollo agrario y las víctimas podrían dar para años de discusión. “Se instaló la mesa que es un gran acontecimiento para el país y hay una ruta y una agenda, pero lo importante es que comiencen a dialogar. Es una agenda pequeña, pero al mismo tiempo con muchísimos temas que pueden dar lugar a interrelaciones”, añadió.

Por su parte, el analista Alfredo Rangel, dijo que otro aspecto que deben tener en cuenta los negociadores del Gobierno, es que el grupo guerrillero seguirá mostrándose como víctima y no como victimarios, lo que podría dificultar la negociación.

Las opiniones

Iván Cepeda
Representante a la cámara

El primer punto es un aspecto básico en la agenda de las conversaciones y considero que de ser posible un acuerdo sobre el tema agrario, hay una alta posibilidad de que se pacten los demás. Porque la agenda sobre el desarrollo agrario es estructural que está en el fundamento del conflicto armado.

Bily Escobar
Decano de la facultad de ciencias sociales politécnico grancolombiano

La gran expectativa que hay es que se definan claramente los puntos de la agenda y que dentro de ellos, quede explícito aspectos muy sensibles para la sociedad como el tema de las víctimas. La sociedad civil e incluso los partidos políticos, se ha pronunciado en el sentido al decir que es necesario.

Camilo González
Director de Indepaz

Aunque es una agenda pequeña, lo importante es que el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc establezcan una buena metodología para que puedan procesar los acuerdos, porque cada uno de esos temas, como el desarrollo agrario y las víctimas, se podrían llevar años de discusión.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.