Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Adriana Serrano - aserrano@larepublica.com.co martes, 24 de septiembre de 2013

Ante el pleno de las Naciones Unidas, el presidente Juan Manuel Santos defendió la soberanía jurídica de Colombia y hace un llamado a apoyar el proceso de paz que se tiene con las Farc y el que se tendría con el ELN.

El presidente abogó por generar un modelo de justicia que permita poner punto final a más de 50 años de guerra. Santos quiere que el mundo apoye la decisión de Colombia de alcanzar la paz y evitar la intervención de la Corte Penal Internacional. 

El presidente abrió su intervención hablando de María Zabala, líder de las víctimas de la violencia y víctima, para hacer una introducción sobre la guerra que ha tenido el país por más de 50 años y que ha dejado más de 220.000 víctimas, según Santos el doble de la guerra en Bosnia.

"Hemos durado mucho en medio de una confrontación, cuánto más podríamos hacer sin esa confrontación. Para mí como gobernante habría sido fácil seguir por el camino en el que ibamos, sería más fácil hacer la guerra  -que yo la sé hacer- que buscar la paz. Esto sería condenar a los colombianos a más años de violencia y no sería responsable… no sería responsable con mi propia consciencia", asegura Santos ante el pleno de 68 naciones. 

El presidente pidió que se acompañe al gobierno colombiano respetando sus decisiones "que nunca han sido ajenas a las sensibilidades de la comunidad internacional". 

"No habrá impunidad por crímenes de lesa humanidad, por el contrario, esta será la primera vez que Colombia luchará contra este tipo de crímenes", la estrategia del mandatario se basa en la premisa: "Cómo lograr la paz con un máximo de justicia". El presidente pidió que la justicia se conviritera en un apoyo y no en un "obstáculo para la paz".

Yo soy optimista, pero la paciencia del pueblo colombiano no es infinita

Santos hizo además un balance del proceso de paz que se está llevando acabo en La Habana (Cuba) con la guerrilla de las Farc, afirmando que en un año de conversaciones se ha logrado tan sólo uno de los seis acuerdos que se habían planteado.

El presidente cerró su intervención afirmado: "En mi país estamos trabajando y seguiremos trabajando para que el doloroso caso de María Zabala y el de millones de víctimas no se repita nunca más. El fin del conflicto debe ser la noticia que el presidente de Colombia traiga en un año a esta Asamblea". 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.