Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Expansión - Madrid martes, 8 de septiembre de 2015

El mar es uno de los entornos preferidos de la relojería. Por tradición, la categoría de relojes de agua ha estado copada por los modelos de submarinismo, pero se está ampliando la oferta para aquellos aficionados a otras actividades marítimas.

Las referencias pensadas para barcos se caracterizan por su acabado deportivo, una alta cota de hermeticidad y la presencia del caucho, omnipresente en el mundo marino. Además, la elegancia cobra peso. Aquí encontramos propuestas como el renovado Portugieser Yacht Club Cronógrafo de IWC o el Marine de Breguet. Pero la relojería náutica debe ofrecer una utilidad lo más específica posible, que se refleja en los relojes marinos en el control de las salidas de las regatas.

Cada vez son más las firmas que incluyen este tipo de función en su catálogo, uno de los modelos más completos que la incorporan es el PAM 526 de Panerai. Su medición de cuenta atrás es ajustable por el dueño y cuenta con la ventaja de su condición de cronógrafo flyback.

Otras de las marcas que ofrecen estos exclusivos relojes para quienes practican actividades acuáticas o están en contacto permanente con el agua son: Tag Heuer, Corum, Louis Vuitton, entre otras, que sin duda hacen de este accesorio deportivo y sofisticado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.