Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe lunes, 12 de mayo de 2014

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) no permite la utilización de estas aeronaves no tripuladas con fines comerciales. Tanto España como la Unión Europea ya están creando normas para regular el uso civil de drones.

El pasado mes de abril, la Aesa, emitió una nota que frenaba, definitivamente, la burbuja que se ha generado alrededor del uso civil de drones, las aeronaves pilotadas con control remoto.

En este documento, la Aesa especificaba que en España no está permitido el uso de drones para aplicaciones civiles y que sólo estaba autorizado para su uso militar.

“Realmente, la Aesa no ha prohibido la utilización de estas aeronaves, puesto que su uso en España nunca ha estado permitido para fines comerciales o profesionales. No existe una normativa específica. Sin embargo, sí es legal manipular los drones particulares con fines de recreo y está regulado por la Real Federación Aeronáutica. La autoridad impone que las aeronaves no tripuladas vuelen en zonas habilitadas, por debajo de 100 metros y que nunca pasen por encima de núcleos urbanos”, explica Alonso Hurtado, socio del área de tecnologías de la información de Ecija.

El vacío legal que existe actualmente respecto a los drones se solventará en poco tiempo, ya que la AESA ha asegurado que ya está trabajando en una regulación específica para estas aeronaves que hagan posible su vuelo con determinadas condiciones y limitaciones.

De esta manera, es posible que iniciativas como la anunciada por Amazon respecto del transporte de paquetes mediante drones pueda convertirse en una realidad en un futuro.

“Lo más probable es que esta norma se ciña exclusivamente a las competencias que tiene la agencia en cuestiones de seguridad aérea. Es decir, que haga una clasificación de estas aeronaves, imponga licencias y certificados y establezca requisitos de certificación de fabricación y mantenimiento. Sin embargo, no es probable que entre a regular otros asuntos que han provocado dudas legales sobre el uso de estos drones: la protección de datos y los derechos al honor y de la propia imagen”, añade Javier Sempere, experto en protección de datos y miembro de la Asociación de Expertos Nacionales de la Abogacía TIC, Enatic.

Muchos de estos drones vienen equipados con cámaras que pueden filmar su propio vuelo, pero también todo lo que les rodea, como personas o vehículos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.