Colprensa Miércoles, 17 de septiembre de 2014

“No hay duda, ninguna duda. El Consejo de Estado, al establecer la nulidad del decreto que convocó a las sesiones extraordinarias, dijo expresamente que la nulidad regirá hacia adelante. Estamos obligados todos a acatar y cumplir el fallo”.

Aunque Martínez era esperado en un foro sobre la reforma a la Justicia en la Universidad del Rosario, no asistió, por acudir a un encuentro de la Corte Constitucional que se desarrolla en Ibagué.

La Sala Plena de la Corporación anuló, con una votación de 15 a 9, el decreto que convocó a sesiones extras para impedir la promulgación de la pasada Reforma a la Justicia, texto que fue archivado finalmente en junio de 2012.

Se trata del decreto 1351 de 2012, por el cual se convocó al Congreso a sesiones extraordinarias, para que estudiara las objeciones del presidente de la República, Juan Manuel Santos, en contra de ese acto legislativo, luego que se alertara de evidentes ‘micos’ y deficiencias jurídicas en el texto aprobado.

La presidenta del Consejo de Estado, magistrada María Claudia Rojas Lasso, explicó que la decisión tomada ayer, de tumbar el decreto que citó a esas extras, sin embargo no anula lo que se debatió en las mismas, ya que esas reuniones gozaban de presunción de legalidad. Es decir que el hundimiento que hizo el Congreso de la Reforma queda intacto y que la única forma de cuestionarlo sería demandando directamente ese acto de archivo.