Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co sábado, 2 de noviembre de 2013

Más de dos décadas después de la caída del comunismo, los búlgaros están furiosos por la continua insuficiencia de sus políticos para luchar contra la delincuencia organizada y la corrupción, que disuaden la inversión de los empresarios y mantienen el nivel de vida bajo, según afirma Reuters.

Bulgaria y su vecino del norte, Rumania, ingresaron en la Unión Europea en 2007 pero la debilidad de sus instituciones y el imperio de la ley los ha mantenido bajo estrecha vigilancia de Bruselas y les negó la entrada sin fronteras de la Unión Europea.

Con los ojos vendados y ocupando rectorados han protestado pidiendo la renuncia del Gobierno. Se suman así, a otros sectores de la sociedad incluidos numerosos profesores inconformes con la administración de Rosen Plevneliev, actual presidente de Bulgaria. Además de los estudiantes de la capital del país, las academias de varias ciudades también se han unido a las exigencias.

Las Protestas vienen de junio
Miles de jóvenes, principalmente los búlgaros, llegaron a Sofía en junio de este año para exigir la renuncia del gabinete socialista que intentó de imponer a un magnate de los medios de comunicación como jefe de seguridad nacional sin discusión alguna.

Cediendo a los manifestantes, el parlamento canceló el nombramiento y el primer ministro Plamen Oresharski pidió disculpas, pero se negó a dejar el cargo diciendo que desestabilizaría la economía del Estado más pobre de la Unión Europea. Las manifestaciones, que hoy se protestan con vendas en los ojos, a mitad de este año se animaron con el canto y el baile, y se impulsaron aún más por lo que denominan la ‘regla de la mafia’. Una encuesta de opinión realizada por Alpha Research y publicada a mitad de este año, mostró que más de 80% de los búlgaros apoya las manifestaciones en contra del Gobierno. Mateo Jaramillo

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.