Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa martes, 3 de mayo de 2016

Lo trascendental de este asunto es que la ponencia que estudia la Corte indicaría que los segundos mandatos de Uribe y del presidente Juan Manuel Santos son inconstitucionales. 

Si fuese así los segundos mandatos de Uribe y de Santos no tendrían fundamento pero las consecuencias son distintas. En el caso de Uribe, se estaría señalando que su reelección fue inconstitucional pero esto no afectará ninguna de las actuaciones que realizó como jefe de Estado.

En el caso del Santos, de ser aprobada la ponencia que estudia la Corte, no se afectaría la terminación de su mandato pues se presume que aspiró al cargo bajo normas legales.

En la sentencia C-1040 de 2005 dio su aval al Acto Legislativo 02 de 2004 que estableció la reelección y permitió que Uribe se postulara para un segundo periodo y lo alcanzara. Esta es la misma norma que permitió que Santos buscara igualmente su reelección.

Ese momento tuvo un álgido debate. El entonces magistrado Jaime Araújo Rentería siempre rechazó la posibilidad de la reelección por considerar que se motivó en una actuación fraudulenta y ahora, ya como exmagistrado, solicitó a la Corte que tumbe su propio fallo. Su argumento es que la Corte Suprema de Justicia condenó a los exministros Sabas Pretelt y Diego Palacio por el delito de cohecho, por ofrecer dádivas a congresistas para que votaran a favor de la reforma. Es decir, que la reforma fue producto de un delito.

La ponencia del magistrado Gabriel Eduardo Martelo indica que la Corte debe anular su propia decisión de 2005 y asegurar que la reforma constitucional que permitió la reelección es inconstitucional, es decir, expulsarla del ordenamiento jurídico colombiano.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.