Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Carlos Eduardo González

martes, 21 de febrero de 2017

Aunque no se ha demostrado que la empresa haya participado en ilícitos en Colombia, AL encontró que en los registros de la Superintendencia de Sociedades, Tharcizio Calderaro Pinto Junior aparece como representante legal de Camargo Correa en Colombia. De igual manera, en los registros de la Cámara de Comercio de Medellín de 2015, Pinto figura en ese cargo de 2011 a 2015. 

Cabe señalar que el representante legal es la única persona que está facultada para comprometer con su firma a la organización, en la celebración y ejecución de todos los actos y contratos comprendidos dentro del objeto social.

Adicional a eso, AL encontró que Pinto Junior está relacionado en los llamados Papeles de Panamá como intermediario  de Dunning Foundation, incorporada a la lista el 26 de mayo de 2014, y de la cual figura como agente el bufete Mossack Fonseca. Los intermediarios son las personas que contactan al bufete para diseñar el “offshore”. 

Aunque expertos consultados por AL aseguraron que aparecer en estos documentos no constituye un delito,  sí se debe aclarar la participación de Pinto  en operaciones en Panamá. 

Desde Brasil, Camargo Correa, por medio de su asesor de comunicaciones, Mauricio Esposito, le dijo a AL que Pinto no hacía parte de la firma desde 2015 y que, además, no tienen representante legal como tal en Colombia, sino una persona delegada para la región. Desde la oficina en Medellín, la única que tiene la empresa en el país desde hace 20 años, confirmaron que no está en Colombia.

En la base de datos de la Cámara de Comercio de Medellín, como representante legal de la empresa aparece Gustavo Araujo Rodrigues desde diciembre de 2016 y Miller Soares Rufino Pereira, como gerente para Colombia y América Central. AL intentó hablar con ellos, pero no se encontraban en el país y no respondieron a los correos enviados. 

camargo correa en colombia

Según registros públicos, esta empresa fue registrada en Bogotá el 30 de octubre de 1996 como Construções e Comercio Camargo Correa S.A. y, dos años después, en 1998, fue inscrita ante la Cámara de Comercio de Medellín.

Tras 14 días después de ser registrada en Bogotá, la empresa firmó un contrato para constituir el Consorcio Coninsa Camargo Correa S.A., junto a Construcciones Ingenieros Arquitectos S.A. “Coninsa S.A.”, (hoy, Coninsa  Ramón H.),  con el que hizo las obras de la planta de tratamiento de aguas residuales San Fernando, que fue entregada a EPM en septiembre de 1999.  

Luego, tras una licitación pública internacional, EPM le confió en 2005 al consorcio CCC Porce III, integrado por  Construções e Comercio Camargo Correa S.A (50%), Conconcreto S.A. (32%), Coninsa Ramón H. S.A. (18%), la construcción de la Hidroeléctrica Porce III.

Camargo Correa le dijo a AL que “en todos los proyectos se logró la participación de la empresa a través de la competencia con los criterios técnicos para el segmento de ingeniería y construcción”.

 
 
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.