Colprensa Sábado, 19 de marzo de 2016

De acuerdo con la Procuraduría, Restrepo, basado en un informe preliminar de la auditoría contratada con la firma BDO Audit S.A, exigió a la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) que modificara sus estatutos en un término no mayor a seis meses para hacer su estructura más democrática y su funcionamiento más transparente. 

Esto, so pena de iniciar un proceso de incumplimiento contractual para declarar la caducidad del contrato celebrado entre el Ministerio de Agricultura y esa federación para la administración del Fondo del Ganado y de la Leche. 

De acuerdo con la Procuraduría se habría desconocido presuntamente el debido proceso del contratista al no dársele la oportunidad de pronunciarse previamente. 

El Ministerio Público señaló que Restrepo Salazar habría asumido competencias que eran propias del comité interventor, ya que la función de verificar el cumplimiento de las obligaciones así como adelantar las actuaciones derivadas del posible incumplimiento estaban asignadas a este comité y no al ministro de la cartera, “de acuerdo con la cláusula novena del Contrato de Administración número 026 de 2004, en consonancia con el manual de interventoría y supervisión vigente para la época de los hechos”. 

Dice la entidad que el entonces ministro habría quebrantado el principio de legalidad y la normatividad disciplinaria por lo que la falta fue calificada provisionalmente como grave a título de culpa grave.