Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa miércoles, 23 de noviembre de 2016

El expresidente de Fidupetrol llegó al trato con la Fiscalía aceptando el delito de tráfico de influencias, bajo el compromiso de que el ente investigador no pida una pena superior a los dos años de prisión. Además, Caballero tendría que pagar una multa de 50 salarios mínimos en un plazo de 24 cuotas. 

El próximo 5 de diciembre se decidirá si un juez de conocimiento avala el procedimiento, que conllevaría a la condena del empresario. 

Según la Fiscalía, el exdirectivo de la firma ideó un plan con el socio mayoritario de Fidupetrol, Hélber Otero, para que una tutela que obligaba a pagar una millonaria suma a la empresa, saliera a favor de los intereses de la misma, para esto presuntamente contactaron a un grupo específico de magistrados de la Corte Constitucional, a través del abogado Víctor Pacheco. 

De acuerdo con la investigación, los ejecutivos de Fidupetrol, a través de un soborno de $500 millones, buscaban evitar pagar una multa de $22.000 millones, más un 10 % de intereses, por concepto de regalías a la gobernación de Casanare. 

Según la Fiscalía, el socio mayoritario de la firma y el presidente de Fidupetrol obraron de manera conjunta, al momento de contactar al exmagistrado Jorge Pretelt, pues de acuerdo a unas declaraciones rendidas por Víctor Pacheco indican que los conocedores del plan eran Caballero y Otero. 

En noviembre de 2015, la juez 56 de garantías le concedió a Caballero la detención domiciliaria, al señalar que el procesado no es un peligro para la sociedad y la medida de aseguramiento más indicada para hacer efectiva su reclusión era en su casa. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.