Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co Sábado, 13 de febrero de 2016

Para tal fin, forman a los alumnos con enfoques interdisciplinarios y humanistas sin olvidar el sólido aprendizaje jurídico.

Juan Carlos Forero, decano de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, expresó que las facultades de derecho deben ser más exigentes e integrales porque la formación no puede ser solo jurídica, “creemos que es importante que un abogado tenga una formación humanista e interdisciplinaria porque la justicia colombiana no la encontramos en los códigos ni en las normas necesariamente”.

Por su parte, Julio Andrés Sampedro Arrubla, decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Pontificia Universidad Javeriana, manifestó que uno de los cuatro pilares en los que se basa la educación del abogado javeriano es la dimensión de utilidad. “Esta busca formar no a los mejores abogados del mundo sino a los mejores abogados para el mundo; individuos líderes que estén en función del servicio de los demás”, declaró Arrubla.

La labor de las facultades de derecho está en formar abogados que contribuyan a la construcción de una sociedad cámbiente.  Por su parte Juan Fernando Córdoba Marantes, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de la Sabana, expuso que la entidad se interesa mucho por la formación humanística de sus abogados, por medio, de una teoría jurídica y filosófica del derecho, que obligue a los estudiantes a pensar más allá de la norma. 

“Hay abogados que saben mucho de las normas pero las utilizan para fines que no son legítimos. Buscamos que el estudiante sepa distinguir lo que es correcto de lo que no; y en caso concreto, que sepa tomar decisiones justas y legítimas”, enfatizó Córdoba Marantes.

Para Helena Alviar, decana de la Universidad de Los Andes, la institución instruye a sus alumnos para que resuelvan los problemas en vez de crearlos. “Queremos que los abogados Uniandinos usen el derecho para empoderar a los ciudadanos en vez de para entorpecer los procesos”. 

Y Juan Carlos Henao, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Externado de Colombia reveló que la  carrera lleva acabo estrategias para formar ciudadanos y ciudadanas con excelente nivel ético, espiritual, libertario, pluralista y académico. “Nos enfocamos en formar abogados integrales y de paz con un discurso de pluralismo y tolerancia que aporten en la construcción de una sociedad que busca y la paz”, concluyó Henao.

Juan Fernando Córdoba Marentes 
decano de la universidad de la sabana
Egresan: Entre 30 y 40 estudiantes, al año. 
Ingresan: 230 estudiantes, en promedio, al año. El programa ‘Ser Pilo Paga’ del Ministerio de Educación incrementó el número en los últimos años.
Empleabilidad: 94%
Hombres Vs. Mujeres: Usualmente han sido mitad hombres y mitad mujeres. Sin embargo, últimamente, son más mujeres que hombres: 65% y 35%, respectivamente.
“Todas las facultades de derecho debemos estar comprometidas en esa veeduría de la administración de justicia y buscar mejores abogados para un país en paz”.

Juan Carlos Forero
Decano de la facultad de jurisprudencia de la universidad del rosario
Egresan:  230 estudiantes, en promedio, al año.
Ingresan: 300 estudiantes al año. En el primer semestre entran 170 y en el segundo semestre, 130.
Empleabilidad: 96% 
Hombres Vs. Mujeres: Cuenta con una proporción más femenina que masculina. Aproximadamente un 55% son mujeres y 45% hombres.
“Pensamos que la crisis de la justicia está en las altas cortes, Corte Suprema o Consejo de Estado y se nos ha olvidado que la gran reforma de la justicia tiene que empezar en los juzgados municipales, de los pueblos, de la comunidad…”.

Juan Carlos Henao
Decano de la facultad de derecho y rector de la universidad externado de colombia
Egresan: 220 estudiantes, en promedio, al año.
Ingresan: 520 estudiantes al año. Muchos más en calendario A (abren dos cursos) que en calendario B.
Empleabilidad: 95%
Hombres Vs. Mujeres: Hay más mujeres que hombres. 55% mujeres y 45% hombres.
“Creo que hay un exceso de abogados en el país. Hay diferentes niveles éticos en los abogados de Colombia debido a la variedad que hay; en cuanto a la justicia, esta ha perdido mucha autoridad por los escándalos que la han rodeado. De ahí la importancia de la buena elección de todos los jueces y magistrados”. 

Julio Sampedro
Decano de la facultad de ciencias jurídicas de la pontificia universidad javeriana 
Egresan: Entre 120 y 130 estudiantes se gradúan, en promedio, al año.
Ingresan: 130 estudiantes, por semestre, es decir, 260 al año, en promedio.
Empleabilidad: No lo tenemos medido pero digamos que hay un gran porcentaje en la medida de que los abogados javerianos son apetecidos.
Hombres Vs. Mujeres: Es una proporción equilibrada, sin embargo, en los últimos años han habido más mujeres que hombres. El porcentaje de mujeres es de 60% y hombres, 40%
“La justicia siempre ha estado en crisis porque es una invención humana y por tanto finita y finitada”.

Helena Alviar
Decana de la facultad de derecho de la universidad de los andes
Egresan: 160 estudiantes, en promedio, al año.
Ingresan: 160 estudiantes al año. 80 estudiantes, en promedio, por semestre.
Empleabilidad: 96%
Hombres Vs. Mujeres: Cuenta con una proporción más femenina que masculina. El porcentaje de mujeres se ubica en 52% y el de hombres en 48%.
“Creo que la justicia colombiana funciona muy bien en algunos casos y en otros tiene problemas. Considero que lo importante es que todos debemos rodear a la justicia del país  y no pensar que tenemos que estar cambiándola a cada momento”.

Posconflicto
Las facultades de derecho del país están implementando diferentes estrategias para que desde la academia se aporte al posconflicto. 
Libros, conferencias, grupos de investigación, especializaciones y maestrías son algunas de las herramientas que utilizan las entidades educativas para preparar a las personas  y a sus estudiantes en una nueva realidad del país, con la posible firma de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc, en La Habana.

La opinión

Francisco José Sintura
Exvice fiscal general de la nación

“La academia debe ser un actor orientador y crítico del proceso. Debe cuestionarse cuál es el alcance y costo de la paz. Y debe mirar la eficiencia y calidad de la intervención judicial en el nuevo escenario”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.