Colprensa Martes, 14 de agosto de 2012

La directora del CTI, Maritza Escobar, reveló que fueron dictadas por parte del fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre, siete órdenes de insubsistencia, contra directores seccionales de la entidad.

Una de ellas, conocida ayer, afecta a Octaviano Casas, investigador estrella del programa Agro Ingreso Seguro. Casas se venía desempeñando como director seccional de Boyacá y Casanare. Ante la polémica sobre si los funcionarios que salen de la entidad podrían o no colaborar con los procesos que adelantan, Escobar dijo que es obligación de todo ciudadano acudir como testigo cuando se es llamado por la justicia. “En ningún momento pueden dejar de colaborar, porque llegan como un ciudadano cualquiera a los procesos, como testigos”. Escobar fue enfática en decir que la decisión de retirar a los funcionarios se dio por reestructuración y porque algunos tienen investigaciones disciplinarias.

“Son temas aislados, porque el Fiscal General de la Nación puede declarar insubsistentes esos cargos, que son de libre nombramiento y remoción. En el CTI, igual que en toda la Fiscalía, estamos en una nueva administración y se están haciendo restructuraciones y se van a seguir haciendo (…) También se hacen por quejas disciplinarias o penales que algunos directores tienen”. Según la directora del CTI de la Fiscalía General, otros de los funcionarios declarados insubsistentes pertenecen al nivel directivo de las seccionales de Meta, Cundinamarca, Bogotá, Tunja y Chocó. Octaviano Casas, además de realizar la investigación que destapó el escándalo de Agro Ingreso Seguro, es el principal testigo de la Fiscalía en el proceso que se sigue contra el ex ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, detenido por su presunta participación en el irregular manejo de los recursos para ese programa. Sin embargo, Casas manifestó a la Sala Penal de la Corte Suprema que siente temor por continuar declarando en este caso, ya que le fue retirado su esquema de seguridad y protección.

“Mi situación personal, familiar, de seguridad, de confianza, de tranquilidad, en este momento está totalmente vulnerable y por el piso. No puedo continuar, hasta que tenga tranquilidad para actuar. No puedo asumir una carga de estas sin el respaldo de una institución”. Ante esto, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ofició a la Fiscalía para que proteja a Casas y le ratificó que la declaratoria de insubsistencia no le hace perder su condición de testigo. Ante el posible riesgo del funcionario, la directora del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía General señaló que ya se hace un estudio de riesgo, para ver si es necesario brindarle protección.