Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Germán Corcho Tróchez - gcorcho@larepublica.com.co viernes, 29 de noviembre de 2013

A las 3 de la tarde se reinició la audiencia contra 9 implicados en el descalabro de la Comisionista de Bolsa filial del grupo Interbolsa, en el Complejo Judicial de Paloquemao.

La fiscal Primera Designada para este caso, Alexandra Ladino, solicitó a la Juez 64 Penal Municipal que envíe a la cárcel a siete de los imputados, pero no a los hermanos Eduardo y Luz Andrea Colmenares Pedreros, representantes de la Clínica La Candelaria. A ellos les endilga el delito de operaciones no autorizadas con accionistas o socios, del que se declararon inocentes. 
 
El expresidente de Interbolsa S.A. Rodrigo Jaramillo Correa y el resto de imputados son quienes enfrentan la posibilidad de ser asegurados en prisión. 
 
El ejecutivo fue el único que esta maňana admitió su culpa en dos de los cuatro cargos en su contra: administración desleal y manipulación fraudulenta de especies. No se allanó sin embargo a concierto para delinquir y operaciones no autorizadas con accionistas o socios.
 
“Yo no fui el gestor de este descalabro, pero pido excusas por no haber tenido en su momento la entereza y haber suspendido las operaciones cuando esto se desbordó”, declaró Jaramillo ante la juez.
 
Los demás se declaran inocentes
Alessandro Corridori, cabeza del denominado Grupo Corridori, no aceptó cargos como determinador de concierto para delinquir, manipulación fraudulenta de especies inscritas en el Registro Nacional de Valores y administración desleal.
 
Claudia Jaramillo Palacios y Javier Villadiego Cortina tampoco se declararon responsables de concierto para delinquir, manipulación fraudulenta de especies inscritas en el Registro Nacional de Valores y administración desleal. Jaramillo, pareja de Corridori,  era funcionaria comercial de la comisionista de bolsa Interbolsa, filial de la holding; y Villadiego, director del Comité de Riesgos.
 
Jorge Mauricio Infante Niňo será investigado por concierto para delinquir, manipulación fraudulenta de especies, administración desleal y operaciones no autorizadas con accionistas o socios. Infante era presidente de la Sociedad Administradora de Inversión (SAI).
 
María Eugenia Jaramillo Palacios y Javier Neira Llach, por concierto para delinquir y administración desleal. Jaramillo era funcionaria de Interbolsa. Como cuňada de Corridori, era una de las conexiones de este para las operaciones fraudulentas, según las pesquisas. Neira era gerente de P&P Investment, empresa del grupo Corridori.
 
El ente acusador ya detalló el papel que tuvo cada uno. En el caso de Corridori, como cabeza del grupo al que la comisionista otorgó cupos crediticios o repos por $86.000 millones. El objetivo logrado fue incrementar el valor de las acciones de Fabricato, firma del grupo Corridori.
 
Y Neira Llach, por haber sido gerente de gerente de P&P Investment. Por medio de esta compaňía se realizaron la mayoría de operaciones ilegales, seňaló la delegada.
 
 
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.