Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

  • Colprensa

miércoles, 6 de julio de 2016

El negociador afirmó que se acordaron visitas técnicas para preparar las zonas veredales en las que se concentrarán las Farc y una nueva pedagogía por parte de la delegación del grupo guerrillero para explicarles a los miembros de sus filas el contenido de los acuerdos y lo que será el paso a la vida civil.

“Esta no es una concesión a las Farc. Es, por el contrario, un escenario necesario para preparar la implementación de los acuerdos de cese el fuego y dejación y para que los hombres y mujeres de las Farc conozcan los términos de lo que se acordó y solidifiquen una decisión colectiva de asegurar el cumplimiento de los acuerdos. Hay que entenderlo así: la presencia en los próximos días de dirigentes de las Farc en Colombia es también un paso hacía la terminación de la confrontación y el comienzo de la reintegración de las Farc a la política sin armas”, dijo.

A La Habana también se movilizará un grupo de integrantes de la guerrilla con el fin de “recibir entrenamiento en las tareas que deben desarrollar como parte del mecanismo de verificación que deben adelantar luego, en compañía de Naciones Unidas y los países de la región que integran la Misión, el Gobierno y nuestras Fuerzas Militares”.

Mientras tanto, el 10 de julio comenzaría el esfuerzo entre las partes de la negociación para adelantar la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos, en Briceño Antioquia.

“Allí harán presencia las autoridades y la comunidad, a fin de comenzar la tarea conjunta de cambiar la economía ilegal por nuevas líneas de producción. Habrá presencia de las FARC para reafirmar por boca de uno de sus dirigentes su decisión de cooperar con el Estado en la superación de este flagelo. Este solo hecho tendrá una repercusión enorme en la desaparición de esos cultivos”, agregó.

De la Calle, aprovechó para referirse al aporte de la comunidad internacional, pero también el de Estados Unidos y su delegado Bernard Aronson: “Agradecemos a Bernie su dedicación, su empeño, su transparencia y sobre todo su paciencia en las largas conversaciones que sostiene con las delegaciones para facilitar los avances del proceso”.

Lo anterior, después de que el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez hablara de los posibles intereses económicos que podría tener el Enviado Especial de los Estados Unidos para el proceso, y por los cuales estaría apoyando las negociaciones con las Farc.

Por último, el negociador les mandó un mensaje a los niños resaltándoles que podrán mirar una Colombia en paz y  que ahora lo que queda es la seguridad.

“Nos queda la tarea de la seguridad ciudadana. Terminar el conflicto guerrillero es también la oportunidad de redoblar esfuerzos en ese campo. El lema para quienes apenas despiertan es éste: Paz con seguridad. Paz con seguridad. Paz para nuestros hijos y nuestros nietos”, dijo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.