Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co jueves, 16 de octubre de 2014

Por ofrecer cursos de inglés que en realidad eran asesorías por la compra de material pedagógico del idioma, Interamerican Language Ltda amaneció ayer con una multa de $492 millones impuesta por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

La medida está en primera instancia; y no es la única institución en la que se ha venido presentando dicha irregularidad, pues desde 2012 y hasta la fecha, la Superindustria ha admitido 100 demandas que involucran a 11 instituciones dedicadas a la enseñanza de una segunda lengua, y están en proceso en la entidad.

Las instituciones de las que se han quejado algunos usuarios son: American System Service Ltda,Interamerican of Languages Ltda,Editorial American System Service Ltda, Top English S.A.S., NLC S.A.S., Stone College S.A.S., OBM Corporation S.A.S.,Praxis Language School Cinco Ltda, Editora Nectrain Company S.A.S., Passport AcademicsLLC, y British American College and University Ltda.

American System Service Ltda, es la reina de las inconsistencias, de acuerdo con la información brindada por el ente de control, y es la acreedora de 28% de dichas demandas.

Incurrir en publicidad engañosa como la descrita anteriormente, viola la Ley 1480 de 2011 (Estatuto del Consumidor), si se tiene en cuenta que ahí se establece que los consumidores tienen el derecho a recibir información a recibir información completa, clara, veraz, suficiente, oportuna, verificable, comprensible, precisa e idónea sobre los productos y servicios que le son ofrecidos en el mercado.

La misma ley otorga protección a los consumidores respecto a esta infracción.

Caso de Interamerican Language
Tras recibir unas denuncias de la Secretaría de Educación Distrital de Bogotá, acerca de los programas de aprendizaje ofrecidos por la entidad, la SIC procedió a realizar una visita administrativa de inspección en la que recaudó material de los supuestos programas de aprendizaje, piezas publicitarias y modelos de contratos celebrados con los consumidores. Después de un análisis exhaustivo de las pruebas, encontró que Interamerican ofrecía cursos para aprender inglés en ocho meses, dominarlo en 10 y perfeccionarlo en 12. Cuando en realidad estaba entregando a los clientes, era un material pedagógico (libros, discos compactos y otros) para que los estudiantes aprendieran por su cuenta. De manera autodidacta.

La Superindustria también encontró que la planta de profesores no está compuesta solo por profesores nativos y residentes, como se anunciaba, sino que también está integrada por profesores colombianos que, si bien tienen conocimiento del inglés, no son especializados como aseguran a los interesados. Contra la sanción de primera instancia, la entidad educativa podrá proceden con recursos de reposición y de apelación ante la SIC.Dice Hernán Ruiz abogado especialista de propiedad intelectual de Hernán Ruiz Abogados, que por lo general las instituciones de esas características no conocen las reglas de protección al consumidor que hay en el país y por tanto en la prestación del servicio de cometen ciertos errores de este tipo.

“Al cometerse una infracción como la mencionada, se está atentando contra la veracidad, en el caso de los cursos de inglés, la publicidad engañosa se utiliza para captar más clientes”.

Por su lado, Luis Ángel Madrid, abogado especialista en propiedad intelectual, dice que estos centros académicos abusan de la carencia de educación que hay en el país.

No discrimina sector
La publicidad engañosa no es exclusiva de este sector y el año pasado, el ranking de las que más hicieron publicidad engañosa lo conformaron: Intermarketing Direct S.A., Arcos Dorados (McDonald’s), Betancourt Montoya Asociados S.A., Unilever Andina Colombia Limitada, Diana Corporación S.A., Permoda Ltda., Farmasanitas S.A.S., STF Group (Studio F), Air France S.A., Gases de Popayán, Pepsico – Alimentos de Colombia Ltda., Gher Asociado, Empresa Colombo Española de Conservas Ltda y Decameron.

Entre las empresas mencionadas hubo multas económicas que superan un total de $1.492 millones.

Algunas todavía no han quedado en firme.

Las opiniones

Hernán Ruiz
Abogado de Hernán Ruiz Abogados

“Al cometerse una infracción como la mencionada, se está atentando contra la veracidad, en el caso de los cursos de inglés, la publicidad engañosa se utiliza para captar más clientes.También lo hacen por desconocimiento del Estatuto del Consumidor”.

Luis ángel Madrid
Abogado especialista en propiedad intelectual

“Los problemas están en la calidad de educación en idiomas, que desafortunadamente aún es muy baja en Colombia y de eso, justamente, es de lo que se aprovechan las instituciones de lenguas que incurren en publicidad engañosa”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.