Colprensa

Colprensa Jueves, 8 de septiembre de 2016

Ayer, tras la decisión del Consejo de Estado, el procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, afirmó que su salida se da por presiones de las FARC y el presidente Juan Manuel Santos, pero que se va tranquilo. 

“Se acaba de cumplir el primer pacto de La Habana, la expulsión del Procurador”, dijo Ordóñez al iniciar su pronunciamiento tras un fuerte aplauso que le dieron sus colaboradores y resaltó que “múltiples veces el Gobierno y las FARC presionaron públicamente mi salida. Estaban ansiosos de liberarse del procurador”. 

“Respeto y acato la decisión del Consejo de Estado. Soy un hombre de Estado, defensor de las instituciones. No comparto la decisión, pero la respeto, por tratarse de uno de nuestros máximos tribunales, del cual además fui magistrado”, dijo. 

Por lo anterior, afirmó que no presentará recursos, ni tutelas, ni acudirá a organismos internacionales, sino que acatará la decisión. 

“Comprendo el odio de Timochenko y el resentimiento del presidente Santos (…) Un procurador de bolsillo le hubiera dicho sí a todo pero la paz no lo justifica todo (…)”, dijo. 

Su salida aseguró, se da por defender el ordenamiento constitucional, por defender la vida y la familia.