Colprensa

Colprensa Viernes, 23 de junio de 2017

“Hoy 23 de junio, Dios mediante, las  Naciones Unidas allá en Colombia van a declarar que las FARC entregaron el 100 % de sus armas. Es decir, hoy las Farc, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, la guerrilla más poderosa, más antigua de América Latina deja de existir (…) Es una noticia que cambia la historia de Colombia en dos y eso está sucediendo hoy. Mientras yo les estoy hablando a ustedes en Colombia no han amanecido pero van a amanecer muy pronto y hoy se debe terminar el proceso”, dijo.

Y es que las dos fases anteriores del desarme con las que sumadas se dejó el 60 % de las armas ha terminado a los cuatro días, y esta tercera fase inició el pasado martes 20 de junio, aunque el cierre del mismo se hará el próximo martes 27 en Mesetas.

Hasta este jueves, el reporte de la Misión de la ONU era el siguiente: “Hasta el momento, la Misión ha entregado 3500 certificados de dejación de armas individual a igual número de integrantes de las FARC-EP. Además, la Misión tiene un reporte de la llegada a la fecha de 2184 milicianos a los campamentos”.

Y según el Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, quien terminó su visita de Colombia, la Misión de la ONU también se encuentra en una etapa de transición.

“Es también el comienzo de la fase de transición para Naciones Unidas en términos de la Misión. La Misión terminará su actual mandato el 26 de septiembre, pero las dos partes han pedido a la ONU que establezca una segunda Misión para un tipo de verificación diferente”, dijo antes de dejar el territorio nacional.

Lo que se espera ahora, aseguró, es el resultado de las deliberaciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el cual también visitó Colombia y conoció de primera mano la situación.

“Esperamos una consideración positiva de la solicitud de las dos partes a la ONU para verificar el siguiente proceso”, dijo.

“Otros son escépticos (…)”

El presidente Santos, quien este viernes termina su visita oficial en Francia, también participó de la conferencia de Unesco junto a la directora del organismo Irina Bokova  y desde allí afirmó que la tarea de los líderes es eliminar los sentimientos que generan aquellos que no creen en el proceso.

“Otros son escépticos o están abiertamente en contra del proceso de paz y de la reincorporación de los antiguos guerrilleros a la vida civil y política. No admiten otra salida que la cárcel o su exterminación, y quisieran cerrar sus posibilidades de participación política. Olvidan algo muy importante, que es el objeto de todo proceso, de cualquier proceso de paz: la paz se hace para que los adversarios dejen de matarse en el campo de batalla y se enfrenten mejor, civilizadamente, en el campo de las ideas”, dijo.

Santos aseguró además que “la paz es cambiar las balas por los votos, las armas por los argumentos, la violencia por la democracia”, pero que muchos no entienden por miedo, por odio y, “los deseos de venganza, llegan a pesar mucho como un ancla que no permite zarpar del puerto en el alma de una sociedad”.

Por ello señaló que la tarea de la Unesco y de los líderes que la conforman, es reemplazar esas fuerzas negativas por el poder renovador, constructor del amor, de la tolerancia y la diversidad y compasión.

Santos también mencionó dos desafíos tras terminar este proceso, el primero sigue siendo el de implementar los acuerdos de paz en su totalidad y el segundo, consiste en construir la paz en la mente de los colombianos.

“En Colombia nos enfrentamos a la tarea urgente, indispensable de transformar nuestras mentes y nuestras actitudes. Medio siglo de violencia afecta la capacidad de convivencia y de compasión de cualquier sociedad”, señaló el mandatario.

Lamentó el atentado

En el marco del Foro Económico Francia – Colombia, el ministro de Economía de ese país, Bruno Le Maire, reiteró la tristeza que produjo el atentado del centro comercial Andino en Bogotá, donde murieron tres mujeres y una de ellas de nacionalidad francesa.

“Le quiero decir, que sentimos un hondo pesar, que Francia apoya totalmente a Colombia y condena muy firmemente toda forma de pesimismo”, dijo.

Por su parte, el mandatario colombiano señaló que “tengan la seguridad que llevaremos a los responsables ante la justicia”.