Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El Colombiano jueves, 30 de abril de 2015

Mientras Hurtado será recluida en centro carcelario a Moreno se le concedió casa por cárcel por ser padre cabeza de hogar. Hurtado podrá negociar un acuerdo con la Fiscalía.

En audiencia precedida por el magistrado ponente del caso, Fernando Castro Caballero, se leyó un resumen de la sentencia y allí se aclaró que la ponencia original que venía con cárcel para Moreno fue derrotada, por lo que se aprobó la casa por cárcel para el exfuncionario con tres salvamentos de voto.

En su pronunciamiento, la Corte dijo que su fallo se ciñó a la Constitución Política y el orden jurídico vigente que la hace competente para juzgarlos y negó así que tuviera un tinte político el juicio o la acusación. “Ese no es el fundamento de las decisiones”, señaló Castro.

Hurtado Afanador fue encontrada culpable por los delitos de concierto para delinquir, violación ilícita de comunicaciones, abuso de función pública, prevaricato por acción y falsedad ideológica en documento público. Bernardo Moreno, por su parte, fue condenado por los delitos de concierto para delinquir agravado, interceptación de comunicaciones y abuso de función pública.

La Fiscalía había pedido una pena ejemplar de 20 años de prisión para Hurtado y una de 10 años y 6 meses para Moreno Villegas, para disuadir a todos los servidores públicos de incurrir en comportamientos ilegales y una multa de $66,5 millones y de 25,7 millones, respectivamente, La Corte aseguró que el fallo fue con base en la Constitución.

Por su parte, se consideró el pedido de la Procuraduría de otorgar prisión domiciliaria a Moreno Villegas, en atención de su historial y al estimar que no evadirá el cumplimento de la pena, más si se tiene en cuenta que ha continuado asistiendo a la Corte estando ya condenado.

A la audiencia asistió el excandidato presidencial Oscar Iván Zuluaga, quien se saludó con Moreno y Hurtado. Además estuvo presente Yidis Medina y otras víctimas de las chuzadas del DAS.

Las chuzadas del DAS, fueron consideradas por la Fiscalía como un “aparato de poder criminal” dirigido desde la Casa de Nariño contra magistrados, políticos opositores y periodistas.

“Una empresa criminal integrada por funcionarios de la Presidencia de la República y del DAS con el fin de desprestigiar a magistrados congresistas y periodistas”, dijo en su momento la fiscal del caso María Victoria Parra.

Según las pruebas presentadas por la Fiscalía, en 2007, María del Pilar Hurtado se habría reunido con el exjefe de inteligencia del DAS, Fernando Tabares, y el exsecretario de Presidencia Bernardo Moreno. El objetivo era tramitar una petición para “tener informado” al presidente de esa época, Álvaro Uribe, de los movimientos de Piedad Córdoba, Daniel Coronell, Gustavo Petro y algunos magistrados.

El expresidente Uribe, actual senador de la República, ha negado cualquier responsabilidad suya en las mencionadas labores de espionaje y ha dicho que si estas existieron fueron cometidas por funcionarios corruptos del DAS.

También Uribe ha defendido la probidad de Moreno y Hurtado y ha dicho que su gobierno es víctima de una campaña de desprestigio por parte de sus adversarios, sobre todo del gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Desde su cuenta de Twitter, el expresidente rechazó la condena que impuso la Corte Suprema de Justicia contra su exsecretario privado y de la exdirectora del DAS, estaban cumpliendo con su deber.

“Qué tristeza que a Bernardo Moreno y a María del Pilar Hurtado los condenen por cumplir el deber”, indicó Uribe.

La Fiscalía ha dicho que si Hurtado colabora con la justicia y cuenta lo que sabe sobre el espionaje podría hacerse merecedora al beneficio de casa por cárcel o, incluso, a la suspensión de la pena.

Por el llamado caso de las chuzadas se han identificado 68 presuntos responsables de los seguimientos, de los cuales 20 estarían en la cárcel.

En este proceso ya había sido condenado a nueve años de prisión el exdirector de Inteligencia del DAS, Carlos Alberto Arzayús, así como Jorge Alberto Lagos, exjefe de Contrainteligencia del DAS, y Fernando Tabares, oficial (r) de la Armada.

María del Pilar Hurtado se entregó a la justicia colombiana el pasado 29 de enero luego de que Interpol emitiera una circular roja, lo que llevó a que la exdirectora del DAS pidiera garantías para regresar al país y enfrentar un juicio justo .

La Corte indicó que este proceder fue ilegítimo y que nada tenía que ver la obtención de información sobre la Sala Plena de la Corte y los procesos de la parapolítica que estos adelantaban, con el supuesto objetivo de investigar la posible infiltración del narcotráfico en la Corte. La sentencia señala que se comprobó que la verdadera intención de las ‘chuzadas’ era el interés que suscitaba en la Presidencia las investigaciones de la Corte en contra de Congresistas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.