Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

LR sábado, 3 de marzo de 2012

El retroceso que ha tenido Colombia en materia de seguridad desde que Juan Manuel Santos llegó a la Presidencia de la República podría generar un descenso en materia de inversión, que en los últimos años ha tenido importantes avances.

Así lo considera el ex Presidente Álvaro Uribe Vélez, quien en entrevista con Teleantioquia, explicó que aunque cuando él se fue del cargo el país no era un paraíso, sí dejó una clara voluntad para mejorar.

Según el ex mandatario, no solo se puede pensar en la afectación de la inversión extranjera directa, que para él es una posibilidad más que evidente, sino también en los inversionistas locales que están retomando importantes proyectos, como lo son los microempresarios.

Así mismo, afirmó que una menor seguridad puede perjudicar el desempeño del sector agropecuario, que hoy es uno de los mayores generadores de empleo del país.

Adicionalmente, Uribe explicó que es necesario seguir adelante con proyectos de la talla del Túnel de Oriente, una iniciativa que en principio fue catalogada como una alternativa, pero que hoy es más que vital para el desarrollo de esta zona del país, que entre otros proyectos, también se encuentra adelantando todo lo pertinente a la construcción de las Autopistas de la Montaña.

Y es que para el ex Presidente, una ciudad como Medellín no puede seguir siendo afectada por aspectos de infraestructura que le restan competitividad a la capital antioqueña.

¿Qué preocupaciones tiene hoy con respecto a como van las cosas en el país?
Me preocupa que hay un retroceso en la seguridad. Yo no dejé un paraíso, pero dejé una férrea voluntad para mejorar, y estábamos mejorando.

Como pretende uno que avance el orden público si se ha descuidado aquello que con tanta dificultad construimos, que fue un equipo de 4 millones de ciudadanos como informantes trabajando a través del celular y las comunicaciones, en la idea de una sociedad desarmada pero solidaria.

Y es que si se desmotiva la inversión doméstica volvemos a un problema fiscal.
Yo sigo activo, hablando con mis compatriotas, yendo a conferencias y reuniones políticas. Lo que hay que hacer es trabajar hasta el último día de la vida por la patria. Vamos a ver que depara el futuro.

¿Qué tanto puede afectar esta situación la inversión en el territorio nacional?
Me preocupa que creen temores a inversión. Uno no puede decir que la inversión es solo extrajera, que ha crecido mucho, pero el componente más importante es la inversión doméstica, la que hacen los agricultores, los pequeños empresarios, etc.

Porque construir confianza de inversión es muy difícil, y si no se toman las medidas adecuadas puede que inicialmente no se perciba, pero termina creándose un nuevo ambiente hostil a la inversión.

¿Hoy ya se ven casos que relacionen la falta de seguridad con la economía?
Por ejemplo, hay gente muy preocupada en la región del Bajo Cauca. Esas bacrim han avanzado mucho, tienen a mucha gente silenciosamente pagando vacunas. En las comunas de Medellín hay extorsión al transporte y al comercio. Se quejan mucho los padres de familia, las maestras, los maestros.

Y esos temas no se pueden dejar callados. Entonces yo confiaría en que nuestro gobernador y nuestro alcalde, además de las cosas buenas que han propuesto, que han hecho, ejerzan un gran liderazgo en materia de seguridad.

La seguridad no es derecha, ni de izquierda. Quienes más la necesitan son los sectores populares. Ellos no tienen seguridad privada. Ellos no se pueden ir al extranjero.

Sin eso todo lo demás se vuelve utópico. Si yo les pidiera algo, les diría que ante estos retrocesos de la seguridad, gobernadores y alcaldes se apersonen del tema. Por supuesto, siguiendo las directrices de la Presidencia de la República y, siguiendo aquella norma constitucional que dice que ellos, no obstante de ser elegidos popularmente, representan al Presidente en el orden público.

En materia de infraestructura, ¿qué obras están pendientes en la región y se han visto afectadas desde su salida de la Presidencia?
Puede ser que el Túnel en el pasado fuera una opción, hoy es una necesidad. Los inviernos de los últimos años han demostrado que la ciudad se puede quedar aislada. Tenemos la vía Envigado, la vía las Palmas, la vía Santa Elena y la autopista Medellín - Bogotá, y ha habido momentos en donde las cuatro han estado colapsadas. Entonces el Túnel de Oriente deja de ser hoy una hipótesis y se convierte en un imperativo. Ojalá se pueda hacer.

Autopistas de la Montaña es otro imperativo.

Algo bueno que hicimos fue el proceso que lideró nuestro ministro con la Cámara de Comercio, la SAI, la Gobernación, la Asamblea y el Concejo, para sacar adelante Autopistas de la Montaña, y hacer ese gran experimento de contratarla con ISA.

¿Qué opina de lo que ha pasado últimamente con ISA en lo relacionado al tema?
ISA es una organización respetable. Además, ISA hoy es dueña de concesiones en Chile. Durante el gobierno nuestro la empresa le compró a los españoles las concesiones viales del sur de Chile. Eso demuestra la competencia de la compañía en esas materias, y quién puede dudar de la transparencia de un contrato de elaboración con ISA para construir Autopistas de la Montaña.

Ahora, que hoy estén diciendo que vale más de lo presupuestado, eso no es excusa para empezar.
Nosotros dejamos vigencias futuras de sumas alrededor de los $7 billones, mientras ejecutan obras por $7 billones, habrá tiempo para recoger el resto del dinero. Por favor, que empiecen, el tema hay que sacarlo de la discusión.

Entonces, ¿qué es lo que hay que hacer?
Dos cosas. Primero, Autopistas de la Montaña, vías para la competitividad, como se le llame, es una necesidad.

Que está honorablemente contratada a través de ISA eso no tiene ninguna mancha ni motivo de duda. Entonces, sin más dilaciones, que empiecen a ejecutar la obra.

¿Existen actualmente tensiones entre el Gobierno Central y el departamento?
Ningún gobierno ha dicho que odia a Antioquia, pero por sus obras los conoceréis. Varios gobiernos han odiado a Antioquia.

Han dicho que la quieren mucho, vienen por votos, pero obras son amores y no grandes razones. Antioquia debe estar de pie, unida, diciéndole al Gobierno Nacional: no necesitamos más palabras, necesitamos obras.
Yo procuré desde la Presidencia de la República querer por igual a las regiones colombianas. A pesar de que era un país que estaba quebrado, dejamos obras empezadas en todo el territorio. Yo procuré que todas las regiones sintieran amor de parte de nuestro Gobierno.

Usted dijo que votó por Juan Manuel Santos. ¿Volvería a votar por él?
Ese no es el tema. Eso genera mucha fruición periodística, mucho deleite periodístico. Pero el tema que hay que analizar en Colombia es ¿para dónde va el país?

La llegada al senado de la república
Se ha rumorado de una posible aspiración suya al Senado de la República. ¿Eso se queda en rumor o es algo que está pensando que va a finiquitar en el futuro? Aun no he pensado en eso. Pero lo que si hay que hacer es trabajar hasta el último día de la vida por la Patria, y vamos a ver que depara el futuro en ese sentido. Ahora tengo mucho interés en que podamos sacar adelante la Universidad, quiero dedicarme a eso los años que el creador me reste. Dejarle un buen legado universitario a mis compatriotas, a mis compatriotas más pobres. El proyecto se financiará con los recursos obtenidos del libro que estoy próximo a publicar.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.