Colprensa

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Allison Gutiérrez - agutierrez@larepublica.com.co martes, 22 de diciembre de 2020

Tenía como fin recoger información crucial sobre telecomunicaciones, desarrollo tecnológico e infraestructura energética en Colombia

Una operación contra espionaje conocida como Enigma, llevada a cabo por la inteligencia militar de Colombia, logró desarticular un plan de espionaje ruso en el país. Así lo dio a conocer la Revista Semana que informó que esta es una operación en la que venía trabajando el Gobierno Nacional desde hace dos años.

Según el medio de comunicación, el plan de espionaje ruso tenía como fin recoger información crucial sobre telecomunicaciones, desarrollo tecnológico e infraestructura energética en Colombia. Además, se informó, que, al parecer, había intención de espiar a la inteligencia militar del país.

Frente a la noticia, la Canciller Claudia Blum ratificó los hechos diciendo que el Gobierno Nacional tomó la decisión de solicitar el retiro de dos funcionarios diplomáticos rusos acreditados en Colombia, tras la verificación de que estaban desarrollando en el país actividades incompatibles con lo previsto en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

Todo indica, según Semana, que las labores de estos espías tenían una relación directa con los intereses de Venezuela en la región, que están ligados a su apoyo ruso, todo, con el fin de atentar la seguridad nacional de Colombia. En la investigación se determinó quienes fueron los cómplices que entregaban información a los diplomáticos rusos y por las cuales recibían fuertes sumas de dinero.

Al parecer, los espías venían a Colombia con fachada de diplomáticos y se trataría de Aleksandr Nikolayevich Belousov, integrante GRU (Servicio de Inteligencia Militar de Rusia), y de Aleksandr Paristov, integrante del SVR (Servicio de Inteligencia Extranjera) de Rusia.

Todo terminó con la salida de estas personas rusas del país el pasado 8 de diciembre cuando 24 horas antes la Cancillería colombiana citó al embajador ruso, Sergei Koshkin, y le dio un día para que los funcionarios salieran de Colombia.

Según expresó en una rueda de prensa el director General de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa Palacios, los funcionarios rusos expulsados no podrán volver al país en un corto plazo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.