Colprensa Miércoles, 28 de agosto de 2013

El director del Área Metropolitana, Carlos Mario Montoya, interpuso ayer una acción popular contra la empresa Imporcolex, de la cual la entidad que dirige tiene evidencia que tiñe el río.

Montoya ha cuestionado públicamente a esta empresa. La diligencia se cumplirá en un despacho judicial de Itagüí.

También indicó que Imporcolex está ubicada en zona rural del municipio de La Estrella, sur del Valle de Aburrá, donde el área metropolitana no tiene jurisdicción y no puede sancionar. La investigación por los vertimientos al río le corresponde a Corantioquia. En los últimos días el río se ha visto teñido con colores rojos, verdes y otras tonalidades, por lo que el área también investiga a otras empresas presuntas responsables de esta coloración.

La semana pasada, en el sector el Pombal, de Caldas, fue encontrada la empresa Zusatex vertiendo un líquido de color al río. Hugo Martínez, vendedor de frutas del poblado La Tablaza, de La Estrella, recuerda que, cuando era niño, se metía al río Medellín a sacar arena y hasta peces encontraba. Hoy, a sus 33 años, no es capaz de adentrarse en la cuenca y descarta la presencia de estos animales. Con más fuerza sostiene su afirmación cuando el río pasa por allí teñido de colores ajenos a su naturaleza.

Tras el reporte de un lector sorprendido por el verde que se apoderó del agua, se acudió al lugar. Junto al puente principal de La Tablaza, por el que se sale hacia la variante de Caldas, Carlos Zapata, quien ha vivido sus 52 años en este poblado, comenta que es habitual ver manchas verdes, azules, rojas y amarillas en el río.

En un recorrido que se realizó por el río, se pudo observar colchones y basura en el cauce, contaminando así la cuenca, la cual perjudica más cuando hay invierno en la ciudad, ya que genera riesgos de desbordamientos. En días anteriores, detectaron a una empresa que vertió sustancias que tiñeron el río. La normativa se refiere a parámetros de calidad fisicoquímica del agua, pero no alude de manera explícita a la coloración.

El pasado 26 de octubre, el área metropolitana emitió la Resolución 002016 para sancionar a quienes tiñan el río. Los culpables pueden recibir multas entre $20 millones y $2.833 millones o el cierre del establecimiento, la revocatoria de la licencia ambiental e incluso demolición de infraestructura.