Colprensa Viernes, 5 de septiembre de 2014

El Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, anunció que ya se investiga el escándalo de supuestas exigencias para que se aumentaran el número de comparendos que se imponen a conductores de Bogotá por parte de la Policía.

“He dado instrucciones en la mañana de ayer (jueves) para ejercer el poder preferente porque según refieren, existe un proceso disciplinario contra un oficial de la Policía Nacional que tiene que ver con esos episodios”, dijo Ordóñez. La investigación se da luego de revelarse una grabación de la subsecretaria de Movilidad de Bogotá, Luz Ángela Martínez, quien habría indicado que era necesario aumentar a 120 .000 el número de comparendos al mes en la ciudad.

“He dado instrucciones para asumir esa investigación e iniciar el proceso sobre las eventuales responsabilidades de funcionarios públicos sobre ese tema”, precisó Ordóñez.

El Procurador agregó que por esa razón solicitará la recolección de pruebas documentales y testimoniales para determinar qué grados de responsabilidad tienen los funcionarios públicos de la Secretaria de Movilidad de Bogotá.

Farc carecen de autoridad
Por otro lado, el Procurador General de la Nación se refirió ayer a las recientes declaraciones de las Farc, en las que desconocen la calidad de víctimas a colombianos secuestrados.

“Ellos no tienen ninguna capacidad ni moral, ni política, ni militar para desconocer a quienes ellos han violado derechos, han destruido su vida, han afectado a sus familiares, han desconocido la propiedad, han pisoteado su libertad. Carecen de autoridad alguna para decir quiénes son víctimas o no”, apuntó.

Ordóñez indicó que en cambio deben estar dispuestos a reparar a las víctimas, a decirles la verdad y a pagar las sanciones pertinentes de acuerdo al ordenamiento jurídico y al Marco Legal para la Paz. “Deben pagar los daños que han ocasionado a miles de familias colombianas”, apuntó.