Colprensa Sábado, 7 de diciembre de 2013

El representante Iván Cepeda denunció nuevos casos de apropiaciones ilegales y acumulaciones de tierras en los departamentos de Córdoba y Antioquia, en los cuales se ven involucrados varios hacendados, ganaderos y empresarios reconocidos del país.

Estas denuncias, que ya fueron puestas en conocimiento de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General de la Nación, del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural, Incoder, y la Contraloría General de la República, hablan sobre tierras originalmente adjudicadas como baldías, que fueron entregadas a personas que “están lejos de ser campesinos sin tierra”.

Uno de los casos involucra al exsenador del Partido Conservador Ernesto Garcés Soto, quien ha sido investigado por vínculos con paramilitares, al cual en 2001 le fueron adjudicados 57 lotes baldíos, que sobrepasan las 3.214 hectáreas, 42 de esos predios, ubicados en Caucasia, Antioquia, fueron entregados a las tres hijas, el hijo y dos socios del exsenador.

El segundo caso involucra al empresario Gustavo Barbosa, fundador del grupo empresarial Kanguroid y representante legal de la Reforestadora Paramillo, quien, al parecer, habría acumulado 35 predios inicialmente adjudicados como baldíos que sobrepasan las 1.323 hectáreas, ubicadas en Tierralta, Córdoba. Estos predios ahora figuran como parte de la propiedad de diversos familiares del empresario y de las empresas de las que él es accionista mayoritario.

El tercer caso involucra al empresario del chance y de licores Pedro Ghisays Chadid, integrante de la junta directiva de Apuestas de Córdoba. En ocasiones ha sido acusado de estar vinculado con el extinto Cartel de Cali y haber sido testaferro de Salvatore Mancuso, también habría adquirido ilegalmente predios en esa región.

Según la denuncia, el empresario habría adquirido 17 lotes adjudicados como baldíos por el Incoder, en los municipios de Tierralta, San Pelayo y Canalete, sumando un total de 808 hectáreas.

El cuarto caso involucra al dueño del periódico El Meridiano de Córdoba, William Enrique Salleg Taboada, quien ha sido acusado, en los procesos de Justicia y Paz, de ser “la ficha clave de Mancuso en la región”, pero además ha sido condecorado dos veces con la Medalla al Mérito Ciudadano por la Policía.

De acuerdo con el texto de denuncia entregado por el representante Iván Cepeda, Salleg cuenta en la actualidad con ocho predios inicialmente adjudicados como baldíos ubicados en el municipio de San Carlos, Antioquia, que sobrepasan las 77 hectáreas, los cuales habrían sido acumulados ilegalmente, además de unos cuantos que recientemente transfirió a su hermano.