Colprensa Martes, 4 de septiembre de 2012

El juez 11 de conocimiento de Bogotá aceptó la inclusión de tres nuevos testigos de la Fiscalía, en el proceso de Laura Moreno y Jessy Quintero, por la muerte de Luis Andrés Colmenares el 31 de octubre de 2010.

Se trata de José Wilmer Ayola, Jesús Alberto Martínez Durán y Jonathan Andrés Martínez, presuntos testigos presenciales de la agresión de la que habría sido objeto el joven y que podría haber ocasionado su muerte.

"En relación a que son pruebas sobrevinientes (que se encuentran después de la acusación) se ordenará el descubrimiento de las mismas y quedará pendiente el examen de pertinencia, para el momento procesal pertinente", indicó el togado.

Mientras pruebas técnicas y científicas habían sido solicitadas por la Fiscalía y el apoderado de las víctimas fueron rechazadas, por considerar que el momento procesal para presentarlas ya precluyó.

"El apoderado de las víctimas presentó un memorial en marzo del 2011, disponiéndose la práctica de estas por parte de la Fiscalía después de la formulación de acusación. No puede olvidarse que las etapas dentro de la actuación son preclusivas, esto es que cada momento procesal se surte de un determinado tiempo y una vez concluido este no puede entrar el funcionario judicial a retomar su análisis", indicó el juez.

De otro lado, sobre la aceptación de inclusión en el proceso de una búsqueda selectiva de datos el juez señaló que estas podrán se utilizadas en el juicio como prueba.

La negativa a incluir las pruebas técnica y científicas fue apelada por la Fiscalía y el defensor de víctimas, Alejandro Cadena, por lo que deberá ser el Tribunal Superior de Bogotá quien decida si las acepta finalmente o no.

Entre tanto los abogados de Jessy Quintero, Jesús Alberto Yepes y de Laura Moreno, Jaime Granados le solicitaron al juez 11 de conocimiento de Bogotá que imparta una orden, en la que se prohíba a los intervinientes en el proceso dar declaraciones a los medios de comunicación.

El togado había recordado que se debía tener prudencia y preferiblemente no hablar a la prensa para mantener la objetividad del caso. Solicitud que según Yepes y Granados no se cumplió, pues ellos evitan hablar con los periodistas, pero las demás partes si lo hacen.

"No debe ser una sugerencia, sino una orden, porque de nada sirve que se le prohíba a la delegada de la Fiscalía (Martha Lucía Zamora) no hablar si sus superiores lo hacen", dijo el abogado de Quintero al referirse a las declaraciones que ha hecho el Fiscal General, Eduardo Montealegre sobre el caso de la muerte de Luis Andrés Colmenares.

Granados, por su lado, aseguró que a ellos los han llamado de muchos medios de comunicación, pero no han hablado por respeto a la petición del juez, caso contrario según él ha sucedido con los demás sujetos procesales quienes sí han hablado.

Finalmente el juez señaló que no es una orden suya, sino que así está pautado por la Corte Suprema de Justicia. "Se le pide a la prensa prudencia y consultar para lanzar una noticia y que sea dirigida a lo que suceda en esta audiencia", indicó.