Colprensa Lunes, 9 de febrero de 2015

El fallo del 13 de enero pasado pone de presente que el supersalud debía habilitar a la EPS en un plazo que venció el 9 de enero.

Según el abogado de Salud Andina, Abelardo de la Espriella, el funcionario será denunciado además por los delitos de prevaricato y fraude a resolución judicial, y se interpondrá un queja disciplinaria ante la Procuraduría.

Los socios de la EPS fueron señalados por presuntos nexos con grupos paramilitares del Caribe.

No obstante, de acuerdo a la tutela, que buscaba “salvaguardar los derechos fundamentales a la honra y al buen nombre de quienes fungen como socios de la empresa”, estos fueron “falsos cuestionamientos” que se hicieron “sin tener pruebas de ello diferentes a simples rumores y sin que ni siquiera exista una investigación preliminar”.

Por estos señalamientos, el exsuperintendente Gustavo Morales rechazó la solicitud presentada por Salud Andina, lo que originó el pleito judicial