Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Edward David Terán Lara miércoles, 3 de agosto de 2016

En ese sentido, la función del policía destina un enorme esfuerzo procedimental en cabeza de los titulares de derechos de propiedad, posesión y mera tenencia, para que soliciten a los inspectores de policía, intervenir y evitar que los comportamientos de terceros,  restrinjan y limiten, de manera contraria a la convivencia y seguridad, sus facultades conferidas de uso o explotación, según el caso, y de manera anticipada a las instancias judiciales. 

¿Qué es y cuándo existe perturbación y alteración de los derechos sobre inmuebles?

Perturbar, alterar o interrumpir, significa restringir el goce de una facultad jurídica sin mediar autorización o justificación legal o autorización administrativa o de carácter judicial, a partir de situaciones de hecho que vulneran el normal y tranquilo ejercicio y materialización de un derecho subjetivo.  En el caso de inmuebles, el artículo 77 de la Ley 1801 de 2016, resalta que las perturbaciones o alteraciones, pueden provenir de ocupaciones ilegales clandestinas o violentas, por la generación de daños o molestias generalizadas o por conductas impeditivas de ingreso no autorizadas de servicios públicos. 

¿Cómo puede la función policiva proteger bienes inmuebles?

El inspector de policía, una vez haya conocido la situación de perturbación y alteración, a solicitud del titular del derecho afectado, mediante querella o incluso de oficio, deberá iniciar el proceso verbal abreviado del artículo 223 de la Ley 1801 de 2016, que  tratándose de derechos inmobiliarios establece que será necesario, pero no obligatorio, que se acuda hacia el lugar donde se encuentra el inmueble y en apoyo de un perito técnico, con el fin de acreditar las circunstancias de perturbación o alteración, que han dado origen al proceso policivo.  

¿Cuáles son las medidas correctivas que debe aplicar el inspector?

Acreditadas las circunstancias de perturbación o alteración, el inspector de policía fallará en favor del titular del derecho, para garantizar su tranquilidad y convivencia social, imponiendo las medidas correctivas sobre los comportamientos contrarios del querellado, en la precisa manera señalada en el artículo 77 de la Ley 1801 de 2016, que, según el caso, será restituyéndole la tenencia o la posesión, facilitando el uso del bien, ordenando la reparación de los daños ocasionados, multas pecuniarias e imposición de obligaciones de hacer tales como construcción, cerramiento, reparación y mantenimiento del inmueble.         

¿Hasta cuándo se debe ejercer la acción policial?

Cualquiera de ellas podrá ejercerse solo hasta los cuatro meses siguientes al acto perturbador y antes, aunque no de manera obligatoria, de acudir a la justicia ordinaria. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.