Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co jueves, 18 de julio de 2019

El Gobierno Nacional expidió el Decreto 1165 el 2 de julio de 2019, mediante el cual dio a conocer las disposiciones legales que en materia aduanera comenzarán a regir a partir del 2 de agosto de los corrientes.

Con este Decreto se deroga en su totalidad el Decreto 2685 de 1999, el Decreto 390 de 2016, modificado mediante el Decreto 349 de 2018; así como parte del Decreto 2147 de 2016, modificado por el Decreto 649 de 2018, en cuanto regulaba las operaciones de las zonas francas.

¿Por qué es importante el Decreto 1165 en materia de seguridad jurídica?

La importancia de este Decreto radica en que se le da certeza al país y a los extranjeros sobre las reglas de juego en materia de importaciones, exportaciones, tránsitos y sobre las obligaciones y responsabilidades que cada uno de los actores asumen según la calidad en que intervienen en la cadena logística.

Se acaba la incertidumbre que se había generado para los sectores público y privado, cuando se incluyó el concepto de vigencias escalonadas en el Decreto 390 de 2016, puesto que esta figura dejó vigentes disposiciones legales que contenía la legislación aduanera que regía desde 1999, disposiciones legales que incluía el Decreto 390 y otras disposiciones quedaban sujetas a reglamentaciones legales o a que se pusieran en vigencia ajustes al sistema informático electrónico de la aduana.

¿Qué prevé la nueva regulación sobre el tratamiento que se le debe dar a los usuarios según su perfil de riesgo?

La nueva legislación parte de la premisa que la aduana debe administrar teniendo en cuenta el nivel de riesgo de los usuarios y de las operaciones que estos realizan.

Se privilegia a quienes obtengan la calificación de Operadores Económicos Autorizados (OEA).

No se regula al Usuario de Confianza, que era una figura que incluía el Decreto 390, y que en el fondo tenía como propósito sustituir, aplicando políticas de riesgo, a los Usuarios Aduaneros Permanentes (UAP) y a los Usuarios Altamente Exportadores (ALTEX).

En este sentido hay un retroceso, puesto que la calificación de los Usuarios de Confianza queda por ahora sujeta a una decisión discrecional de la aduana.

¿En qué se afectan con la nueva regulación los instrumentos de promoción al comercio exterior?

El Decreto 1165 regula lo relativo al control aduanero de las operaciones de las zonas francas, las comercializadoras internacionales y la terminación de los programas Plan Vallejo. Queda en cabeza del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la definición de política y la declaratoria, autorización y aprobación de estos mecanismos.

El Decreto también recoge las disposiciones legales que regulaban los programas especiales de exportación PEX, la importación temporal para perfeccionamiento activo de bienes de capital, la importación temporal para procesamiento industrial y la modalidad de importación para transformación y/o ensamble.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.