Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Andrea del Pilar Mancera - amancera@larepublica.com.co viernes, 20 de abril de 2012

Casi todo el mundo sabe quien es Gerard Piqué, y más los colombianos, pues este jugador de fútbol español se encuentra muy relacionado con el país.Desde hace aproximadamente dos años, se ha convertido en un icono internacional, por lo tanto, su nombre es reconocido y cualquier marca evocativa del mismo estaría en causal de irregistrabilidad. Así lo estableció la Superintendencia de Industria y Comercio-SIC, cuando negó el registro de la marca Piké.

La solicitud fue hecha por dos personas naturales para amparar productos de la Clase 25 de la Clasificación Internacional de Niza, que corresponde a vestidos, calzados y sombrerería. Sin embargo, la SIC la negó en segunda instancia concediendo el subsidio de apelación.

Las personas naturales que solicitaron la marca argumentaron que existen varios signos que tienen la expresión Pike y fueron concedidas sin problema . 'Hay que tener en cuenta el aforismo que dice `donde existe la misma razón, cabe la misma disposición'. Según el apoderado de los solicitantes, los nombres Spike, Pikens, Spike R, Pike, están registradas y vigentes.

'Como se trata de un gran campeón de fútbol, con fama desde hace dos años, tampoco deberían tener su marca registrada porque igual se confundirían los productos en el mercado con el famoso futbolista', argumentó el abogado.

Sin embargo, la Superintendencia de Industria y Comercio estableció que el recurrente no discute el reconocimiento que tiene para el consumidor como tampoco discute que la expresión solicitada tiene un grado de similitud con el apellido del mencionado deportista. Además, en el recurso no se hace mención a al existencia o solicitud de autorización o permiso del referido Gerard Piqué para la utilización del signo.

La SIC contestó al tema sobre las demás marcas parecidas, y argumentó que cada caso es independiente y responde a circunstancias únicas y especiales, es decir, el criterio esgrimido en un caso, no compromete ni obliga a pronunciamientos iguales.

También resaltó que el hecho de que la marca esté acentuada en la última sílaba, hace que su pronunciación sea exacta al apellido Piqué. Así se concluye entonces, que el consumidor promedio asociará la marca al apellido del futbolista por tratarse de una configuración poco habitual, motivo por el cual, la existencia de un signo identificado con la expresión solicitada denotaría que se encuentra auspiciada por el personaje.

Esto se considera aprovechamiento del prestigio de un famoso, al no encontrarse una diferencia. En este tipo de casos se presenta el hecho de que puede generarse un lucro especial por el uso del nombre.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.