La República

Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co jueves, 24 de septiembre de 2020

José Fernando Torres, director del capítulo Legal Tech del Cedep, habló sobre la necesidad de hacer más amigable el sistema legal

El Centro de Estudios de Derecho Procesal (Cedep) es un centro de pensamiento que busca generar espacios de diálogo para la construcción de conocimiento y generación de ideas novedosas en este área del derecho, a través de la incorporación de nuevas visiones y metodologías.

José Fernando Torres, director del capítulo Legal Tech del Cedep y socio de Lexia Abogados, habló sobre la necesidad de implementar herramientas de otras disciplinas para llevar la Justicia colombiana al siglo XXI.

¿Cuáles son los problemas del sector legal que tratan de abordar desde el capítulo?

Son tres. El primero es dar ideas para la reforma y transformación digital a la Justicia. En los últimos 30 años se han hecho varias reformas pero, en el fondo, la discusión sigue siendo la misma. El país ha crecido pero el acceso a la Justicia sigue siendo un obstáculo para el crecimiento, y queremos aportar ideas nuevas sobre cómo usar herramientas de otras disciplinas, como la ingeniería o el diseño, para mejorar los juzgados y el acceso a la Justicia.

El segundo es buscar un sistema legal más competitivo y amigable con el ciudadano. Acá tenemos un fetichismo impresionante por las normas, y es engorroso para las empresas y ciudadanos estar pendientes, dificulta hacer negocios, y queremos ayudar a pensar mejores formas de regular, fáciles para todos, y ahí hay mucho que aportar desde el diseño.

Y el tercero es contribuir a una mejor educación legal, porque las universidades se quedan cortas en enseñar cosas como transformación digital para abogados o cómo montar una firma. Entonces tenemos muchos contenidos sobre esos temas.

LOS CONTRASTES

  • Guillermo CáezPresidente del Cedep

    Aproximadamente, 80% de los colombianos no confía en la administración de Justicia, por eso este es el momento más oportuno para aprovechar la tecnología con el fin de digitalizar la confianza

Menciona mucho el diseño, ¿qué tiene que ver con la reforma de la Justicia?

Todo, porque es la disciplina que se ha encargado de aprender a construir cosas que las personas realmente necesitan, que sean fáciles de usar y respondan a las necesidades humanas. Si estamos pensando en construir Justicia digital, tenemos que traer la disciplina que ha sido más exitosa en construir productos amigables para que la gente pueda usar la tecnología.

Armar una Justicia digital no es solo armar páginas web y meter un expediente, sino tratar de hacer una experiencia para que el ciudadano entienda lo que pasa, para que los jueces tengan mejores herramientas, y para que las herramientas responda a las necesidades de nuestra Justicia.

¿Es solo cuestión de las herramientas?

No, en la parte de diseño se puede hacer mucho desde el punto de vista de leyes, decretos, resoluciones, porque todos esos documentos están pensados para que nadie los pueda leer y para que la experiencia de usuario sea muy compleja. Por ejemplo, es inconcebible que haya sentencias de la Corte Constitucional de 1.000 páginas que no tengan una tabla de contenidos, o que no haya sistemas de citación uniformes.

El sistema termina siendo de abogados para abogados, pero no uno centrado en las personas, y hay mucho que hacer para que todos puedan entender las normas, sus derechos y sus deberes.

¿Cuáles son las metas concretas de esta capítulo?

Para el tema de Justicia, la meta es la creación de un prototipo de un juzgado nativo digital. Y la otra meta que tenemos es evangelizar a las personas sobre estos temas, por ejemplo estamos haciendo conversatorios con universidades regionales, donde estas conversaciones usualmente no han llegado. Además estamos construyendo una biblioteca de recursos nuevos de aprendizaje para que los abogados puedan aprender de estas herramientas y complementar su formación con lo que no encuentran en las universidades.

¿Y qué tanto se está dando esta conversación sobre transformación digital?

No mucho, por eso creamos este capítulo. Las conversaciones usualmente son de abogados con abogados, y vimos la necesidad de crear un capítulo distinto, que abarcara distintas disciplinas, donde pudiéramos abordar estos problemas desde múltiples puntos de vista usando varias herramientas, para crear algo que valga la pena y abrirle los ojos a la gente sobre esto.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.