Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa Lunes, 8 de enero de 2018

Ambas partes recalcan el alivio humanitario que el Cese al Fuego temporal ha representado para las comunidades.

A través de un comunicado conjunto de la Conferencia Episcopal y la Misión de Verificación de la ONU en Colombia hicieron un llamado para que la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Gobierno Nacional intenten preservar los logros obtenidos en materia de reducción de violencia durante la vigencia del cese al fuego bilateral.

Dice el documento que ambas partes son conscientes de las dificultades que ha tenido el cese al fuego y la falta de consenso en la implementación de ciertos aspectos de los acordados en Quito (Ecuador), sin embargo, manifiestan las partes que suscriben la comunicación que “comparten la necesidad de un acuerdo de cese al fuego más robusto que genere mayor confianza entre las partes y en la sociedad colombiana”.

Asimismo, recalcan el alivio humanitario que el Cese al Fuego temporal ha representado para las comunidades y la disminución de la violencia en la mayoría de las zonas afectadas por el conflicto. “Son beneficios tangibles que redundan en mayor legitimidad para el proceso de paz”, indica el texto.

Concluye el comunicado que en víspera del cumplimiento del plazo del cese al fuego temporal, la Conferencia Episcopal y la Misión de la ONU “exhortan al Gobierno y al Ejército de Liberación Nacional para perseverar en los diálogos, avanzar más aún hacia la reducción de la violencia, y consolidar y ampliar los beneficios logrados para las comunidades desde el establecimiento del cese al fuego, el 1 de octubre”.

La Conferencia Episcopal y la Misión de la ONU son participantes invitados en el proceso de verificación y veeduría del cese al fuego bilateral, temporal y nacional entre el Gobierno de Colombia y ELN y este mensaje se da en medio de la expectativa de que se amplíe el cese durante el quinto ciclo de las negociaciones de paz que empiezan este martes en Quito.