Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

lunes, 4 de abril de 2022

Los funcionarios habrían agredido física y verbalmente a un grupo de internos que había solicitado un traslado de patio por seguridad

La Procuraduría General de la Nación formuló cargos contra el jefe de seguridad del centro penitenciario de Calarcá (Quindió), Ever Alberto Aragón, y los dragoneantes del Inpec, Diego Javier Salazar y José Manuel Cardona, por presuntas torturas contra cuatro internos, quienes se presentaron ante el comando de vigilancia para solicitar un traslado de patio por motivos de seguridad.

El oficial se habría negado y agredido verbalmente a los internos. Posteriormente, según el Ministerio Público, “fueron trasladados al sector de la reja tres del penal, donde se encontraban los dragoneantes Salazar y Cardona, quienes, en compañía de Aragón, procedieron a propinarles malos tratos físicos y verbales mientras estos se encontraban esposados”.

Las pruebas presentadas están respaldadas por el director del centro penitenciario y un defensor público que presencio el hecho en cuestión, por lo que la entidad formuló cargos por presunta infracción de su deber funcional e incurrir tortura a titulo de dolo.

Los hechos en cuestión se presentaron el 2 de enero de 2014.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.