Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co jueves, 28 de agosto de 2014

La Sala Plena de la Corte Constitucional le hizo un ‘guiño’ a las pareja homosexuales y quizás en corto en corto plazo podrían conformar una familia con todas las de la ley.

Desde ayer, al parecer, se le abrió la puerta a la adopción entre personas del mismo sexo, pero expertos señalan que la sentencia no acoge a toda la comunidad.

El primer paso lo darán Ana Elisa Leiderman y su compañera Verónica Botero, quienes interpusieron una acción de tutela al encontrarse en un dilema legal por la imposibilidad de establecer legalmente su núcleo familiar con la hija biológica de Leiderman, a la que Botero quería amparar legalmente. Después de que la ponencia del magistrado Luis Guillermo Guerrero fuera acogida por sus colegas, Botero se convirtió también, y de manera oficial, en la mamá de la menor. Según la corporación, su decisión se fundamentó en la Constitución Política de 1991, que protege la diversidad de estructuras familiares y también pensando en lo que sería mejor para la niña. El caso que tuvo que tener punto definitivo la semana pasada sienta un precedente importante para la reestructuración de la familia en Colombia, pero expertos en el tema como el magister en derecho de la Universidad Icesi, Andrés Valero, advierte que lo que resolvió la Alta Corte es una tutela tipo T, que le da respuesta a un caso particular, por lo que no todas las uniones gay podrían favorecerse de manera inmediata en la materia. “Creo que la Corte está yendo hacía el camino en el que toda la comunidad se verá favorecida, pero por ahora creo que se seguirán resolviendo muchas tutelas en cuanto al tema de la adopción”. Si en lo corrido del año 89 parejas del mismo sexo se han unido en definitiva esto marca un precedente para que se animen a presentar sus casos.

Aunque todavía no se conoce toda la decisión de la corporación, Catalina Acevedo, abogada experta en familia, se muestra más positiva en el asunto y califica la decisión de “importantísima”, incluso, la experta asegura que se podría estar acercando el fin del actual Código Civil que contempla a la familia como una unión de hombre y mujer para la procreación y para apoyarse mutuamente. “De ahora en adelante, es posible que se den varías modificaciones, como la del registro civil, pasaporte y otros documentos que diferencian la condición de padre y madre”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.