Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Paulo Andrés Durán G. - pduran@larepublica.com.co sábado, 19 de diciembre de 2015

Los movimientos reconfiguraron el mercado legal colombiano; y hay que  destacar la entrada al juego de dos de las firmas de abogados más importantes del mundo, en lo que a número de abogados y presencia en países se refiere. Dentons y DLA Piper echaron sus cartas y ahora tienen oficina en Colombia de la mano de locales.

La fusión entre Cárdenas & Cárdenas y Dentons logró que la firma colombiana entrara a las grandes ligas del derecho internacional y a que Dentons tuviera presencia en la región. La sociedad espera ofrecer a clientes un asesoramiento legal de máxima calidad técnica con un enfoque empresarial.

Por su parte, DLA Piper, realizó una asociación estratégica con Martínez Neira Abogados, con el propósito de gestionar negocios en la región.

La firma española Garrigues y DLP Abogados, se integraron completamente, José Miguel De la Calle, socio mundial de la española, expresó que DLP va a desaparecer y que están capacitando a todo el equipo de la firma en las prácticas internas de Garrigues. “Con Garrigues, firma con presencia en 13 países, tenemos la posibilidad de ser más potentes en la calidad y rapidez del servicio”, indicó De la Calle.

Philippi, Prietocarrizosa & Uría
Desde el primero de enero de 2015, la firma de abogados de origen chileno, Philippi y la sociedad española, Uría se fusionaron con la empresa colombiana Prietocarrizosa quedando finalmente la unión como Philippi Prietocarrizosa & Uría, que alberga a 30 socios y 220 abogados.

Se especializan en derecho bancario, financiero, mercado de capitales, competencia, derecho público y laboral, entre otras prácticas.

DLA Piper se asoció con MNA
Otra de las grandes movidas del año la protagonizó Martínez Neira Abogados, firma que hizo una asociación estratégica con DLA Piper, uno de los bufetes de abogados más grandes del planeta cuya presencia está en 33 países. A DLP Piper la  unión le permitirá gestionar negocios en la región Andina, Centroamérica y Suramérica desde Colombia. Litigios, fusiones y adquisiciones, banca y finanzas son las áreas de mayor trabajo.

Dentons aterrizó en Colombia
De la mano de Cardenas & Cárdenas, Dentons ingresó al mercado legal colombiano e introdujo a Cárdenas & Cárdenas a las grandes ligas del derecho internacional. Dentons, firma que tras unirse a la china Dacheng pasó a tener 7.400 abogados, llegó al país y con el bufete colombiano esperan ofrecer a clientes un asesoramiento legal de máxima calidad técnica con un enfoque empresarial. Las firmas abrirán oficinas en Barranquilla y Medellín el próximo año.

Hklaw se fusionó con Raad
La sociedad estadounidense Holland & Knight, la cual lleva más de tres años en Colombia, confirmó la integración con la firma Romero Raad Abogados, estrategia con la que espera crecer 33% en ingresos. Holland & Knight facturó localmente $4.911 millones el año pasado. Uno de los nuevos socios de la compañía Danilo Romero Raad explicó que los objetivos profesionales de Romero Raad se adaptan a la visión de la norteamericana de ofrecer servicios legales del más alto nivel.

Nació Esguerra asesores
Con la división de Esguerra Barrera Arriaga nació Esguerra Asesores Jurídicos. Carlos Darío Barrera salió de Esguerra Barrera Arriaga y se unió a la firma Sampedro Rivero Barrera perteneciente al decano de derecho de la Universidad Javeriana, Julio Sampedro y a Juan David Riveros, abogado graduado de la Universidad del Rosario. Esguerra Asesores se dedica al derecho comercial, público, financiero, bursátil y derecho de la competencia principalmente.

Garriges se fusionó con DLP
El bufete de José Miguel De La Calle Restrepo, exsuperintendente de Industria y Comercio, DLP Abogados, se fusionó con la firma Garrigues buscando, entre otras cosas, fortalecer el sector laboral, tributario y financiero del país. La oficina de Garrigues en Bogotá pasó a tener 40 abogados y se consolidaron 350 clientes con la integración. En 2015, Garrigues Colombia espera cerrar ingresos por encima de $8.000 millones y  DLP Abogados de $6.000 millones.

Payan Urdaneta se transformó
La firma con una trayectoria de más de 70 años en el sector legal de Colombia se transformó en Lozano Villamizar Morales Mejía (LMV Abogados)
La sociedad fundada hace siete década por el Doctor Genaro Payan Castro. LMV Abogados reúne a todos los abogados que integraron Payan Urdaneta & Co Abogados;  según la firma, con la renovación se continúa atendiendo a los clientes bajo los mismos estándares  y cuenta con mayores recursos de asesoría y consultoría legal.

Díaz Camargo se sumó a PWC
En octubre del año, la sociedad Díaz Camargo se integró a la práctica comercial de PricewaterhouseCoopers (PwC). La integración nació con el objetivo trazado por PwC de fortalecer sus servicios legales. Pues en Chambers & Partners no aparece como recomendada en Colombia en temas de comercio internacional ni en otras áreas de práctica. Contrario a Díaz Camargo que se integró con el fin facturar más de $2.ooo millones en comercio internacional, aduanas y cambios. 

Rodríguez azuero se fusionó
Durante el año, también dio mucho de qué hablar la fusión del bufete de abogados Rodríguez Azuero con la firma de origen paisa, Contexto Legal; ya que la primera compañía se autodefine como una boutique con más de 30 años de experiencia. Con la fusión consolidará su presencia regional en Medellín. Con la unión quedaron establecidos nueve socios y las áreas más especializadas son las de transparencia y finanzas.

Deloitte tax fusionó oficinas
Pedro Sarmiento, socio director de Deloitte Tax y Legal, manifestó que con el objetivo de optimizar costos, y buscando una buena prestación de servicio fusionó sus oficinas en Colombia y Perú; donde quedan con 6 socios.
Con la movida realizada, la sociedad espera crecer 11%  en 2015. “El bufete cuenta con 500 profesionales vinculados y con 8 profesionales en Colombia”, expresó Sarmiento.

Más movidas
La unión entre la chilena Philippi, la española Uría y la colombiana Prietocarrizosa dio origen a Philippi Prietocarrizosa & Uría con 30 socios y 220 abogados.

La empresa que se renovó fue Payán Urdaneta & Co, quien pasó a llamarse Lozano Villamizar Morales Mejía (LMV Abogados). Y la que nació fue Esguerra Asesores Jurídicos, pues Carlos Darío Barrera salió de Esguerra Barrera Arriaga.

Entre otras movidas, Deloitte fusionó la empresa en Colombia con la de Perú buscando crecer 11%.

Por su parte,  Díaz Camargo, se integró a la práctica comercial de PwC.

Las opiniones

José Miguel de la Calle
Socio de DLP abogados

“Con la integración completa con Garrigues tenemos la posibilidad de ser más potentes en la calidad y rapidez del servicio; aspectos que buscan lograr los bufetes cuando realizan estos movimientos”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.