Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co Miércoles, 7 de junio de 2017

El texto, que fue radicado por el exministro del Interior, Juan Fernando Cristo, busca que las personas de estas regiones golpeadas por el conflicto, puedan tener acceso a la participación democrática. De forma que, de ser aprobado a través del ‘Fast Track’, se crearían 16 nuevas curules en la Cámara para igual número de circunscripciones, que tendrían vigencia durante dos periodos legislativos: 2018-2022 y 2022-2026.

Según el texto, se incluirán en total 166 municipios de 18 departamentos, entre los que se encuentran Caquetá, Cauca, Chocó y Guaviare. En su momento, el exministro Cristo aseguró que para escoger estos territorios se tuvieron en cuenta “criterios totalmente objetivos”, como “índices de pobreza, de conflictividad armada, aislamiento de los principales centros urbanos del país y continuidad geográfica”.

Una de las particularidades del proyecto es que ningún partido con representación en el Congreso (ni el naciente de las Farc) podrá inscribir candidatos en estos territorios, esto, con el fin de que no se monopolicen las elecciones, según anotó Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación.

Por lo tanto, los candidatos solo podrán ser inscritos por grupos significativos de ciudadanos, organizaciones sociales, consejos comunitarios o resguardos indígenas, según quedó consagrado en el texto que discute el Congreso.

“Este proyecto busca permitir que las circunscripciones tengan mayor impacto en recursos y en proyectos, porque los cupos indicativos quedan  donde más hay votos y esas regiones históricamente han sido excluidas”, expresó Ávila.

En el mismo sentido, el senador y ponente de la iniciativa, Roy Barreras, afirmó que “estas circunscripciones están pensadas para dar representatividad a las víctimas y no más curules a partidos que ya tienen”.  

Otros de los beneficios para quienes aspiren a representar a estas comunidades víctimas del conflicto son el acceso a medios regionales, mecanismos especiales de acompañamiento para asegurar transparencia del voto y, además, las campañas contarán con financiación especial. De igual forma, los habitantes de estos municipios podrán votar simultáneamente por candidatos a la Cámara.

Pablo Cruz, miembro de Voces de Paz, dijo que “este proyecto busca, transitoriamente, una medida excepcional para darle la oportunidad a las víctimas de participar en un política”. 

Pese a esto, otros sectores, como el Centro Democrático y la senadora liberal, Viviane Morales, criticaron la iniciativa y votaron por aplazarla. 

Las opiniones 

Roy Barreras
Senador de la República

“Estas circunscripciones especiales para la paz están pensadas para dar representatividad a las víctimas y no más curules a los partidos que ya tienen, ni son para las Farc. Las curules son para la paz”. 

Ariel Ávila
Subdirector de Fundación Paz y Reconciliación
“Este proyecto busca permitir que las circunscripciones especiales de paz tengan mayor impacto en recursos y en proyectos, porque estas regiones históricamente han sido excluidas”.