Colprensa

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co Viernes, 25 de mayo de 2018

La única que presenta inconsistencias es la que publicó Gustavo petro en sus redes

A tan solo dos días para las elecciones a la Presidencia, Gustavo Petro se puso al día con sus pares y la opinión pública y finalmente publicó la foto de su declaración de renta en su cuenta de Facebook.

Asuntos Legales hizo un análisis sobre los puntos más importantes de cada declaración pues para los analistas estas pueden hablar más de los candidatos que las encuestas.

La declaración de Germán Vargas muestra que tiene un patrimonio bruto de $2.695 millones, y reporta como deuda $463.000. El candidato pone en el renglón de vivienda $15,7 millones, lo que indicaría que está pagando una hipoteca de una casa o un rubro similar.

En el caso de De la Calle el patrimonio bruto es inferior al de Vargas Lleras, al alcanzar $1.745 millones pero reportó más ganancias, por lo que también tributó más. Registra deudas por $20,1 millones, deducciones sin especificar por $55,7 millones, y 25% por pagos laborales en su oficio.

Según el documento de Sergio Fajardo, su patrimonio es de $2.206 millones. El aspirante por Coalición Colombia tiene deudas por $1,1 millones, ingresos por $1.009 millones y tuvo que pagar $286 millones a la Dian.

La de Iván Duque es la declaración más discreta. El candidato tiene un patrimonio al final de 2016, de $1.143 millones, algo que para los expertos tributarios luce pequeño respecto a sus ingresos anuales de $545 millones.

La declaración de renta de Gustavo Petro registra deudas por $768 millones, con lo que su patrimonio líquido total solo llega a $475 millones. Además, demuestra inconsistencias que los expertos no entienden.

El papel que mostró no tiene el código de barras en la parte inferior que sirve para verificar si se presentó en la Dian, tampoco cuenta con el sello de algún banco que certifique el pago y tiene sanciones extratemporales. Esto quiere decir que posiblemente no solo publicó tarde su declaración, sino que la pagó tarde o ni siquiera lo han presentado antes las autoridades y solo lo generó.

Según Horacio Ayala, exdirector de la Dian, “es difícil saber si esta declaración fue oficialmente presentada. Mientras no tenga el sello oficial de recibido por el banco o por la Dian, entonces no puede ser validada como si la hubiera pagado a tiempo ante las autoridades”.

Pedro Sarmiento, asesor tributario en Crowe Horwath CO, explicó que “no pareciera lógico que presentara, además con transcripción, el documento. Pareciera que lo hubieran hecho con otro sistema después de que se les venciera el término”.

Así, los candidatos no parecen ser personas adineradas, contribuyen con sus impuestos, tuvieron ingresos entre los $85 millones y $1.000 millones y todos presentan deudas.