Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

José David Castilla Jueves, 14 de marzo de 2019

Compliance y nuevas tecnologías son los retos en este sector

La publicación internacional Leaders League publicó el listado con los abogados del país que se destacan en distintas disciplinas. Una de las más importantes es la práctica de competencia y prevención del monopolio. En esta franja enfatizaron en 19 firmas de abogados en cada una de las diferentes distinciones que realiza la publicación.

 

 

Los bufetes que marcaron la parada en esta ocasión fueron: Ibarra Abogados, Baker Mckenzie Esguerra Asesores Jurídicos y Jaeckel/Montoya Abogados. Seguido de este escalafón están las firmas excelentes las cuales son: Brigard Urrutia y Philippi Prietocarrizosa Ferrero Du & Uría.

Los bufetes catalogados como muy recomendados son Gómez-Pinzón, Garrigues, Lloreda Camacho & Co, Márquez Barrera Castañeda Ramírez y Posse Herrera Ruíz.

En los despachos recomendados hay siete firmas de abogados, las cuales son: Cáez Muñoz Mejía; Dentons Cárdenas & Cárdenas; Godoy & Hoyos Abogados; Holland & Knight; Olarte & Moure y Serrano Martínez S.A.S.

Los retos del mercado legal en temas de competencia comienzan a perfilarse desde diferentes campos. La entrada al país de nuevos actores, los resultados que entregó la anterior administración en la Superintendencia de Industria y Comercio y la prevención de monopolios, son algunos de los retos que deberán afrontar los grandes bufetes.

Uno de los abogados más importantes en este campo es Gabriel Ibarra, fundador de Ibarra Abogados. Los principales retos que moverán el mercado para él son el auge del compliance y la diversificación del conocimiento en la Ley de competencia: “debemos acercarnos a la autoridad judicial y desde el punto de vista académico tenemos mucho que aportar, porque la Ley de competencia es bastante desconocida. En cuanto al ejercicio profesional una de las cosas más difíciles es el tema de colaboración y delación en el sector de las colusiones y ver cuáles serían las implicaciones para quienes quieran participar en el tema penal”.

José Miguel de la Calle, socio de Garrigues y exsuperintendente de Industria y Comercio, cree que es hora de llevar el derecho de competencia a otro nivel. “Un siguiente nivel que apunte hacia dos nuevos objetivos: aumentar la eficacia de las normas y de los instrumentos legales para prevenir y combatir las prácticas contrarias a la competencia y enfocar de manera más clara la política pública hacia la protección efectiva del consumidor”, dijo.

Para Carolina Pardo, socia del área en Baker Mckenzie, las dificultades en este año estarán en los cambios que han generado las empresas al utilizar tecnologías disruptivas.

“El reto está en cómo medir el poder de mercado y en cómo entender las nuevas dinámicas económicas”, aseguró.

Enrique Álvarez, socio de la firma Lloreda Camacho & CO, considera que un tema a tener en cuenta es una modificación al interior de la SIC, y afirmó que “es posible que se insista con proyectos de ley que permitan separar, en entidades diferentes, las funciones de investigación y juzgamiento de prácticas restrictivas de la competencia”.

Las firmas que se dedican a esta práctica deberán reparar en la implementación de normativa Ocde, en el perfeccionamiento de las regulaciones en temas de nuevas tecnologías y deberán afrontar el auge del compliance para seguir irrumpiendo en una rama de la práctica legal que cada vez toma más protagonismo.

Por otra parte, la SIC tendrá varios retos en este campo, donde deberá afrontar el debate de debido proceso y medios de comunicación, además de impulsar el campo del compliance público y privado.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.