Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Ripe miércoles, 20 de agosto de 2014

La Ley Antitabaco, que entró en vigor el 2 de enero de 2011 como modificación de la de 2006, prohibió fumar en cualquier espacio abierto al público que no esté al aire libre (con la excepción del club de fumadores), así como en algunos lugares abiertos. Más de tres años después de su aplicación, puede decirse que su cumplimiento ha sido un éxito. Diversos estudios, además, han encontrado efectos positivos en la salud de los ciudadanos.

Así, el estudio elaborado por la Unidad de Control del Tabaco del Instituto Catalán de Oncología (ICO) y el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell) ha concluido que las leyes antitabaquismo que se han aplicado en España desde 2006 han permitido reducir en un 90% la exposición al humo de las personas no fumadoras. Los investigadores han medido la concentración de cotinina, que es una sustancia derivada de la nicotina que se utiliza como marcador de la exposición al humo del tabaco en no fumadores, y han comprobado que la concentración de esta sustancia se ha reducido en un 90% entre los años 2004 y 2012.

La primera ley antitabaquismo entró en vigor en enero de 2006 y prohibía parcialmente el consumo de tabaco en lugares públicos, con separaciones en bares y restaurantes de más de 100 metros cuadrados. Cinco años después, en enero de 2011, entró en vigor una segunda normativa, que ampliaba la prohibición de fumar a todo tipo de locales cerrados y a algunos al aire libre, como los cercanos a recintos hospitalarios y educativos.

El cigarrillo electrónico se perfilaba como el sustituto natural para los fumadores. Sin embargo, en febrero, Bruselas aprobó una directiva que exige que se informe en el etiquetado de todos sus componentes y posible peligrosidad. El Ministerio de Sanidad está trabajando en su transposición. La Ley para la Defensa de los Consumidores prohibió en marzo su uso en centros educativos y sanitarios, zonas infantiles, espacios de las administraciones públicas o en el transporte público.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.