Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co martes, 23 de junio de 2020

Durante el Consultorio de Asuntos Legales se conversó sobre la pertinencia que tiene conocer sobre esta figura legal

Durante el Consultorio de Asuntos Legales: ‘Insolvencia empresarial, experiencias de un empresario’, en el que participaron Luis Alberto Hincapíé, Petroil SA en Reorganización y Carlos Páez, socio fundador de la firma Páez Martin, expertos debatieron sobre el impacto que ha tenido el covid-19 en los procesos de insolvencia económica a los que pueden aplicar las empresas colombianas.

Debido a los retos a enfrentar debido al parón económico, muchos empresarios se han planteado aplicar a procesos de reestructuración, los cuales fueron tildados por Luis Alberto Hincapié como “desconocidos, pero claves para cuidar el empleo”.

Por eso, el experto recomendó a los empresarios informarse sobre este recurso, pues puede resultar en una figura esencial “para salir con éxito” de la crisis por el covid-19.

Además de lo anterior, Hincapié aseguró que las empresas deben tener garantías de obtener créditos aún estando en procesos de reestructuración, lo que -durante y después de la pandemia- será algo muy común en el plano nacional. “Con la nueva visión del Gobierno, que ahora también es garante, estos procesos serán muchos más fáciles”, indicó.

“Hay una resistencia de los empresarios frente a la insolvencia, pues estos tienen el temor de que esto termine afectando sus negocios”. indicó, por su parte, Carlos Paéz, Socio Fundador de Páez Martin, quien manifestó que la insolvencia “es un alto en el camino”, que permitirá al empresario organizar su compañía.

Generalmente -añadió el abogado- el régimen de insolvencia entra cuando ya hay daños con deudas y con responsabilidades, por lo que es un recurso para ganar tiempo frente a esa reestructuración económica de la empresa.”Con la ley de insolvencia el empresario puede pensar con tranquilidad cómo cumplir las obligaciones de su compañía”, agregó el socio fundador de Páez Martin.

”Cuando se admite la insolvencia el deudor entra en una zona de confort para saber qué pasa con la compañía”, agregó Páez, quien indicó que este tiempo deberá ser aprovechado por los empresarios para solucionar todos los problemas internos y los papeleos ante las entidades correspondientes.

Para los expertos, lo principal del proceso de insolvencia es proteger el empleo, por lo que no se debe creer que consiste en el incumplimiento de los pasivos empresariales que, en el caso de los arrendamientos, pueden ser también parte de la reestructuración.

Por eso, ambos abogados coinciden en que, frente a un proceso de insolvencia, los empleados deben estar tranquilos, pues cuando un empresario entra a reorganización “es porque cumplirá con ellos”. “Para ningún empresario es cómodo deberle a sus trabajadores, por eso esas acreencias recibirán prioridad”, indicó Páez.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.