Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Colprensa jueves, 23 de octubre de 2014

De hecho, hizo un llamado para que todos los sectores políticos y sociales confluyan para buscar un proceso efectivo, transparente, sostenible, con aplicación de justicia y garantía de los derechos de las víctimas. 

“Conseguir la reconciliación es más difícil que firmar la terminación del conflicto. Firmar un acuerdo es importante, pero mucho más importante es que se cumpla. Ambas cosas requieren de un acuerdo político, de un pacto por la paz entre las fuerzas políticas y sociales que respaldan el proceso de La Habana y los sectores que son sus fuertes críticos. La paz es con todos”, aseguró. 

Desde Valledupar, el Procurador aseguró que sin un compromiso colectivo es imposible conseguir la paz por lo que es necesario “dar un paso adelante, pasar de la crítica a la proposición. Ser capaces, sin abandonar los principios, de ponernos de acuerdo en lo que debe ser la paz estable y duradera”. 

En ese sentido, insistió que las críticas realizadas al proceso es parte del cumplimiento de sus funciones y que seguirá clamando porque no haya impunidad. “Llegó la hora de pensar colectivamente en la paz”, dijo el jefe del órgano de control.

El Procurador General resaltó, igualmente, que un posible acuerdo de paz entre el Gobierno Nacional y las Farc y aseguró que cada una de sus eventuales consecuencias no deben excluir a los colombianos que habitan en las zonas en donde más se han padecido los rigores de la guerra. 

“Hay dos Colombias, una vinculada cada vez de forma más estrecha a los avances de la ciencia, la tecnología, las comunicaciones, la economía de mercado e insertada en la globalización; y otra Colombia aislada, pobre, marginada, sumergida en actividades al margen de la Ley, donde el Estado nunca ha llegado o en algunos casos solamente llega la Fuerza Pública. Una Colombia desconectada del mundo y de su propio país”, precisó. 

Finalmente, el Procurador insistió en que las diferencias se pueden superar si las Farc realmente tienen la decisión de disolverse como un aparato criminal, si están dispuestas a aceptar que han sido victimarias y que deben atender los derechos de las víctimas. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.