Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co lunes, 11 de mayo de 2020

Felipe Suescún, director de la firma Suescún Abogados, dijo que hay que adaptarse a los trámites de arbitrajes virtuales

El arbitraje es una función esencial a la hora de resolver un conflicto entre dos partes, es una figura imparcial y especializada que actúa como un juez y puede emitir un fallo que se denomina laudo arbitral.

En estos tiempos de pandemia, la figura se vuelve aún más necesaria ya que muchos abogados aseguran que la litigiosidad va aumentar. Así lo indicó a AL Felipe Suescún, director de la firma Suescún Abogados, quien desde hace años concentra su práctica en arbitrajes internacionales y nacionales.

¿Cómo ve la situación del arbitraje nacional con el tema del covid-19?
Si bien he sabido de algunos tribunales que han suspendido algunas audiencias, en particular, las de prácticas de pruebas, los casos que llevamos como árbitros o abogados de parte no se han afectado de manera alguna. De hecho, tales procesos arbitrales se están tramitando de manera completamente virtual, con excelentes resultados.

Dada la mayor celeridad con que los tribunales arbitrales toman decisiones en comparación con las cortes, los laudos arbitrales jugarán un papel muy importante, probablemente marcando la tendencia, en la forma en que se resolverán las distintas alegaciones en materia de fuerza mayor y alteración del equilibrio de los contratos, entre otros.

LOS CONTRASTES

  • Alberto Madero Gerente de Arbitraje de la Refinería de Cartagena

    “Las circunstancias actuales requieren que los tribunales arbitrales resuelvan las disputas en el menor tiempo posible para evitar la parálisis de proyectos clave para el país”.

¿Esta situación podría llegar a acentuar los conflictos?
Los diversos impactos negativos que ha tenido el covid-19, entre otros, sobre la economía y los negocios, sin duda, van ocasionar un importante aumento de la litigiosidad.

¿Qué retos tienen los abogados en estos momentos en materia de conflictos?
Considero que un reto importante es adaptarse a la nueva realidad de adelantar trámites arbitrales de forma totalmente virtual y de asimilar que, de esa manera, se cumplen con todas las garantías procesales. Espero que esta sea una oportunidad para replantear la necesidad de mantener diversas audiencias presenciales en el arbitraje nacional, las cuales, en mi opinión, resultan ser innecesarias.

¿Considera que el país pueda llegar a sufrir una crisis de seguridad jurídica? ¿Por qué?
La crisis generada por el coronavirus, de una parte, va a generar un importante aumento de los litigios y, de otra, le ha impedido a las partes acudir a las cortes y a los tribunales para resolver sus controversias. Así las cosas, cuando se retome la actividad judicial, habrá un mayor retraso del habitual en la administración de justicia.

¿Qué va suceder con algunos de los casos más representativos que estaba llevando usted y su equipo en materia de arbitraje?
Creo que, por regla general, los arbitrajes se seguirán tramitando de forma virtual, dejando reservadas las audiencias presenciales para aquellos casos que son particularmente complejos y cuantiosos.

Usted ha pertenecido a instituciones de arbitraje internacional de gran prestigio y renombre, ¿cómo cree que ha evolucionado esta práctica?
El arbitraje internacional se ha venido incrementando en Colombia de manera considerable. De hecho, durante los últimos años, nuestro país se ha convertido en una sede atractiva para arbitrajes internacionales, lo cual ha sido consecuencia.

Por una parte, de las disposiciones relativas a arbitraje internacional contenidas en la Ley 1563 de 2012 y, de la otra, de que las Altas Cortes han sido muy respetuosas de los laudos arbitrales internacionales.

¿En qué sectores se ve más el desarrollo de arbitramento y cuáles deberían utilizar más esta herramienta?
El arbitraje internacional en Colombia se ha desarrollado, particularmente, en el sector de la construcción, energía, oil & gas y en las disputas societarias y entre accionistas. Considero que para que más sectores utilicen al arbitraje internacional como método de resolución de controversias es importante que dejen de lado la idea de que es más costoso que el doméstico.

También se debe dejar de ver el arbitraje internacional como un método exclusivo para resolver disputas muy cuantiosas, el cual toma mucho tiempo. Es preciso señalar que reglamentos de arbitraje, como es el caso del de la Cámara de Comercio Internacional, han incluido reglas de procedimiento expedito para controversias.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.