Colprensa

Colprensa Jueves, 31 de agosto de 2017

La diligencia no duró más de 20 minutos.

El exfiscal anticorrupción de la Fiscalía General de la Nación Luis Gustavo Moreno, guardó silencio ante la Corte Suprema de Justicia que lo llamó a declarar para que diera su versión sobre el supuesto cobro de dinero para direccionar procesos judiciales en ese alto tribunal.

La diligencia no duró más de 20 minutos al interior de la sala, a donde llegó y salió fuertemente escoltado por funcionarios del Inpec.

Moreno iba a ser escuchado por el magistrado Luis Antonio Hernández, quien preside la Sala de Instrucción que lleva este caso y que enreda a los expresidentes de la Corte Suprema Leonidas Bustos y Francisco Ricaurte.

El exfuncionario de la Fiscalía no hizo declaración alguna a los medios de comunicación, en una atropellada llegada por los pasillos del Palacio de Justicia.

Se esperaba que Moreno tuviera un ‘cara a cara’ con el senador Musa Besaile, quien acudió a la diligencia y quien aseguró que Moreno le pidió $6.000 millones -de los cuales pagó $2.000 millones- para frenar una orden de captura en su contra en el proceso por ‘parapolítica’ que lleva la Corte.