Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters miércoles, 13 de noviembre de 2013

La mayoría oficialista del parlamento venezolano retiró la noche del martes la inmunidad parlamentaria a una diputada opositora acusada de corrupción y, con su separación, sumó los votos necesarios para aprobar la solicitud de gobernar por decreto hecha por el presidente Nicolás Maduro.

La oposición considera que la decisión tomada sobre María Aranguren es una maniobra del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) para asegurar los 99 diputados que le permitirán aprobar la denominada “ley habilitante” para que Maduro gobierne por decreto durante un año.

Aranguren fue electa por el Psuv, pero se pasó a la oposición y su suplente Carlos Flores votaría por aprobar la disposición habilitante pedida por Maduro el mes pasado.

“Están desesperados, hago una solicitud al Gobierno nacional y a los poderes: disimulen, no sean tan obvios, disimulen en lo que están tratando de hacerle ver a los venezolanos”, dijo María Aranguren minutos antes de que la mayoría oficialista aprobara el retiro de su inmunidad.

“Mi suplente votará obligado, como el 30% de los diputados del Psuv”, agregó la diputada acusada por la presunta comisión de delitos de peculado y asociación ilícita para delinquir junto al exgobernador de Monagas.

Sin embargo, para el oficialismo la separación de Aranguren de su cargo solo busca seguir el debido proceso.

“Estamos cumpliendo con un trámite para que se continúe el juicio”, dijo el diputado chavista Jesús Montilla.

A principios de octubre, Maduro pidió poderes para gobernar por decreto bajo el argumento de combatir la corrupción y una “guerra económica”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.