Mateo Jaramillo - mjaramillo@larepublica.com.co Viernes, 2 de agosto de 2013

La compañía de telecomunicaciones British Sky Broadcasting (BSkyB) salió favorecida en el pleito con Microsoft por los derechos de propiedad intelectual de la marca SkyDrive.

En agosto de 2007, Windows Live Folders, el programa de almacenamiento de archivos de Microsoft, cambió su nombre por el de SkyDrive. Este software guarda cualquier tipo de contenido en línea ya sea en imagen, video, audio, texto o multimedia.

 

En agosto del año pasado, la firma estadounidense lanzó la aplicación SkyDrive para los teléfonos inteligentes Android.

 

Sin embargo, esta semana una corte de Gran Bretaña falló a favor de la compañía europea. Aún así, le permitieron a los estadounidenses usar el nombre por “un periodo razonable de tiempo mientras organizan la transición a la nueva marca”, explicó un vocero de la empresa BSkyB.

 

Aunque no hay muchos detalles sobre el acuerdo entre estas grandes firmas, se sabe que una de las condiciones para el uso temporal del nombre es que Microsoft no apele la decisión.

 

La revista de tecnología The Verge, publicó en su portal de internet la confirmación de la decisión por parte de Microsoft. “Estas contentos de haber resuelto esta disputa, continuaremos entregando el mejor servicio a nuestros cientos de millones de clientes, para proveer las mejores maneras para que siempre tengan sus archivos cerca”, dijo uno de los voceros de la compañía.

 

La compañía de telecomunicaciones inglesa tiene como titular el registro de varios nombres de canales de televisión por los cuales se opusieron al nombre de Microsoft. Sky One, Sky Sports y Sky Movies, son algunos de los registros que defienden los ingleses de la posible confusión del público con la marca SkyDrive.

 

Álvaro Correa abogado comercial de la firma Baker & McKenzie, habló desde su experiencia en pleitos de propiedad intelectual y explicó las consecuencias del cambio de marca para una compañía.

 

“En verdad es un golpe serio, porque para volver a buscar una marca hay que cambiar toda su publicidad y cambiar el vínculo generado con el consumidor. El mundo está globalizado y todo se produce en un mismo sitio, entonces cuando una compañía tiene un mismo suministro para el mundo entero, se vuelve fundamental su identidad”, indicó Correa.

 

Esta no es la primera vez de Microsoft en un pleito de propiedad intelectual. Al lanzar el sistema operativo Microsoft 8, la compañía de Bill Gates solicitó el registro de una aplicación llamada Metro. En esta oportunidad, la compañía alemana Metro AG fue la encargada de gestar la posibilidad de un litigio por la disputa de nombre; sin embargo, Microsoft no lanzó la aplicación con este nombre.