Colprensa Martes, 23 de septiembre de 2014

Entre los puntos discutidos, se trataron experiencias internacionales como la de Estados Unidos para que sean aplicadas en el país.

Según Beau Kilmer, investigador principal y codirector del Centro de Investigación de Política de Drogas, de Rand Corporation y quien dirigió la discusión, Colombia puede aprender mucho de las experiencias de Washington y Colorado.

“La idea de esta discusión, es entregar los elementos para que tanto los legisladores como las personas tengan los argumentos y las experiencias, Colombia puede pensar muchos elementos y ejemplos como el de Israel o Canadá para que sean referencia” indicó.

De igual forma, el experto señaló que “las alternativas en cuanto a cultivos, el dinero y la prevención, el cambio de mensaje y demás son los necesarios a implementar antes de que se abran los sitios de venta”.

Finalmente, Kilmer fue enfático en que “la prevención es uno de los componentes mas importante para cualquier política de drogas, se puede tener opiniones en contra o a favor, pero que con estas discusiones se avanza”.

A su vez, el congresista Iván Cepeda señaló que sigue llamando la atención la sustitución de cultivos en el país, “el Gobierno no ha avanzado en los cultivos de la zona del Catatumbo y si esto se mantiene el problema sigue ahí”.

A su turno, para el senador Roy Barreras el Gobierno Nacional ha avanzado en dos puntos claves, la legalización de la marihuna y el proceso de paz.

“Sin drogas y sin Farc, este país es distinto, sin el tema de narcotráfico, le Gobierno avanza”, dijo Barreras.

El Ministro de Justicia enfatizó en que si bien ha habido reducción en la erradicación de cultivos, esto se ha dado por problemas de orden público. “En zonas del país con problemas de orden público la erradicación forzosa de cultivos ilícitos ha disminuido en un 20% mientras que la aspersión se redujo en un 54%, pero no hubo reducción global en la erradicación de cultivos”, agregó Reyes.

Estas reducciones se han dado principalmente en zonas como Caquetá pero en otras ha aumentado, “lo importante es que se pueda conseguir un balance incluso reduciendo métodos como la aspersión que es un método agresivo, la idea es que a futuro se reduzcan al mínimo los casos de aspersión y solo se use en territorios donde no sea posible la erradicación manual”, afirmó el Ministro.

Sobre la sustitución, Reyes indicó que ocurre lo mismo que en la erradicación, “este es un trabajo social que depende de la situaciones geográficas y de orden público”.

Sobre proyecto, el jefe de la cartera de Justicia sostuvo que con estos diálogos “lo que se busca es abrir el debate, hay muchas ideas expuestas y de todas las que serán reveladas, se extraerán las mejores, con la idea de acabar con el uso exclusivo del derecho a penal a la política antidrogas”.