Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co miércoles, 23 de septiembre de 2020

De acuerdo a la MOE, son 109 municipios impactados por la violencia contra líderes políticos, sociales y comunales en lo corrido del 2020.

Según la Misión de Observación Electoral, encabezada por Alejandra Barrios, los crímenes cometidos en contra de líderes sociales en lo corrido del año registran tazas de letalidad mayores a las del mismo período en 2019. Los departamentos que presentaron mayor convulsión de orden público fueron Cauca, Arauca, Antioquía y Córdoba, y en Vichada se registró el primer asesinato luego de cuatro años.

Así lo señala un estudio especial realizado por la MOE, en donde se indica que si bien hubo una reducción del 2% comparada con lo sucedido en el mismo periodo en 2019, en lo visto durante el primera semestre del 2020 y pese al confinamiento por la pandemia, los hechos han sido más violentos.

Según Barrios "el periodo de confinamiento estricto, que transcurrió entre el 25 de marzo hasta 11 de mayo, equivalente al 25% de la duración total del semestre, la violencia se redujo 50%, esa disminución no afectó el total de acciones registradas en el primer semestre de 2020, lo que evidencia que la violencia el resto del tiempo, sin confinamiento, fue mayor que en 2019”.

Igualmente se indica que los líderes políticos fueron el segundo tipo de liderazgo más afectado con 89 casos registrados. “Llama la atención la violencia contra los funcionarios electos en 2019 que se acrecentó 35% con relación al 2019. Así, en estos primeros seis meses, han sido agredidos ocho alcaldes, 42 concejales, tres ediles y dos diputados. Esto, evidencia la intención de este tipo de violencia: controlar no solo el actuar social, sino de los gobiernos locales a partir del sometimiento de sus líderes”, dice la MOE.

Finalmente la directora Barrios sostuvo que “lo que este informe nos muestra es que lo que está pasando es una tragedia en términos locales; cada día son mayores los ataques a los liderazgos que trabajan por transformar la realidad de sus comunidades. Si no tomamos medidas urgentes, nos vamos a quedar sin líderes. Es necesario que las autoridades investiguen las agresiones contra los distintos líderes y lideresas. No podemos continuar justificando todo a la luz del conflicto armado sin realizar investigaciones completas para sancionar a los responsables de la tragedia que observamos en los territorios”.

Jonathan Toro
jtoro@larepublica.com.co
#Moe

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.