Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Reuters Miércoles, 2 de octubre de 2013

Nestlé, la mayor empresa de alimentos en el mundo, indicó que se encuentra cerca de salir de ciertas marcas malas y reestructurar su cartera para examinar negocios que han tenido mal desempeño por demasiado tiempo.

El presidente ejecutivo de la compañía, Paul Bulcke, dijo a los inversores que Nestlé había identificado una lista de negocios que pueden tener soluciones y otros que no.

“Vamos a tener algunas desinversiones”, dijo Bulcke, quien además indicó que “queremos estar en el negocio, no en la agonía”.

Con esta decisión, el gigante alimenticio busca adaptarse al nuevo mundo de negocios que ha surgido luego de la crisis financiera que ha vivido la economía mundial.

El directivo dijo además, durante la reunión con inversores, que otra prioridad principal para la empresa es reducir el gasto de capital.

El gasto de capital de la compañía en el futuro debería ser de cerca de 4%, a 5% de las ventas, sostuvo.

Bulcke también indicó que Nestlé está tratando de buscar nuevos modelos para ser más eficiente como organización, adaptándse a los cambios que ha habido en los últimos años.

El ejecutivo declinó comentar sobre la participación de Nestlé en la compañía de cosméticos L’Oreal más allá de repetir que todas las opciones están sobre la mesa.

Sin revelar cuáles serán las marcas que saldrían del mercado en los próximos meses, el ejecutivo sí fue enfático en afirmar que las que menos desempeño de ventas registran, son las que se están analizando por parte de los ejecutivos. En los próximos días se realizará una junta de accionistas.